SUCESOS EXPLOSIÓN

Un herido grave tras explotar una bombona en una gasolinera en Castellón

Un hombre de 40 años ha resultado herido de gravedad en la pierna a consecuencia de la explosión de una bombona de campin gas en una estación de servicio ubicada en la calle Dinamarca de la Ciudad del Transporte, han informado fuentes municipales.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 16:01

Un hombre de 40 años ha resultado herido de gravedad en la pierna a consecuencia de la explosión de una bombona de campin gas en una estación de servicio ubicada en la calle Dinamarca de la Ciudad del Transporte, han informado fuentes municipales.

El teléfono de Emergencias 112 ha recibido sobre las 11.00 horas numerosos avisos de personas que alertaban de una explosión de gas, por lo que al lugar de los hechos se han desplazado dos ambulancias, junto a agentes de la Policía Local y una dotación de bomberos municipales, así como varias patrullas de la Policía Nacional.

El hombre alcanzado por la deflagración presenta una importante herida abierta en la pierna izquierda y, en un primer momento, fue auxiliado por varios testigos del siniestro, que le practicaron un torniquete en la extremidad lesionada, según las mismas fuentes.

Los agentes han tomado las primeras medidas de seguridad para evitar una nueva situación de peligro en la gasolinera, y los servicios sanitarios, tras estabilizar al paciente, lo han trasladado hasta el Hospital General con pronóstico grave.

En el lugar de los hechos se encontraba un familiar de la persona lesionada la cual también ha resultado herida aunque en este caso las lesiones han sido de menor entidad y solo presentaba pequeñas abrasiones debido a la fuerte explosión.

A consecuencia del estallido de la bombona de campin gas y la metralla que ha generado, se han registrado daños en uno de los surtidores, así como desperfectos en la fachada y en su puerta de acceso a una nave industrial y a un establecimiento comercial.

Un retén de bomberos municipales ha supervisado la estación de servicio y sus surtidores para comprobar que no se había producido ninguna fuga de gas ni de combustible tras la deflagración.

Lo más