COPE

El Gobierno catalán rechaza el "café para todos" y no aplicará las medidas de Illa

Su portavoz, Meritxell Budó ha afirmado que no aplicarán estas medidas porque ya las está aplicando de manera más restrictiva

La consejera de Presidencia y portavoz del Gobierno catalán, Meritxell Budó

Europa Press

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 14:58

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern catalán , Meritxell Budó, ha rechazado este miércoles el "café para todos" que considera que supone el acuerdo entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de unificar las medidas para luchar contra la pandemia del coronavirus en las ciudades de más de 100.000 habitantes.

"No compartimos estos parámetros que quieren establecer ni este café para todos en la gestión de las medidas que se tomen", ha dicho en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consell Executiu y a la reunión del Govern que ha aprobado el decreto que proclama a Pere Aragonès como presidente sustituto del ya expresidente Quim Torra tras su inhabilitación.

Budó ha afirmado que el Govern no aplicará estas medidas porque dice que ya las está aplicando de manera más restrictiva: "Hace tiempo que aplicamos medidas para evitar la propagación", y ha puesto como ejemplo que, según ella, la Generalitat no espera a que las ratios de casos positivos sea de 500 por cada 100.000 habitantes para aplicarlas, sino que lo hace cuando está a 200.

"Estamos tomando medidas mucho más restrictivas", ha argumentado, y ha pedido que las comunidades autónomas que tengan altos índices de contagio apliquen restricciones a tiempo, como cree que la Generalitat hizo cuando ordenó confinar Lleida.

Además, ha defendido que en la Comunidad de Madrid se está yendo tarde para frenar la pandemia: "Estas medidas que se tomarán van tarde. Se deberían haber tomado antes".

Cataluña no es la única. Diferentes gobiernos autonómicos como el del País Vasco, Aragón, Asturias, Navarra, Extremadura, Andalucía y Comunidad Valenciana han mostrado su malestar por el acuerdo que alcanzaron anoche el Gobierno central y el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso para seguir criterios concretos a la hora de tomar medidas de confinamiento, porque consideran que se trata de un pacto "bilateral" entre dos administraciones a la hora de establecer restricciones en toda España.

El acuerdo ha provocado la reacción inmediata de presidentes autonómicos como Íñigo Urkullu, quién ha criticado que el pacto se haya tomado de manera bilateral entre ambos gobiernos y no sin antes haber consultado al resto de autonomías a través del Consejo Interterritorial de Salud, que se reúne este miércoles para ratificar dichas medidas.

En términos parecidos se expresó el líder asturiano, Adrián Barbón, que lamentó a través de un mensaje en su perfil de Twitter el pacto entre ambas administraciones para endurecer en toda España las medidas en la lucha contra el Covid-19. Además, cargó contra las "excusas" de Isabel Díaz Ayuso para no actuar en la región madrileña porque considera que se pusieron en peligro "la salud" de la ciudadanía.

Otro gobierno autonómico que se ha quejado del acuerdo es el de Andalucía, que a través de su consejero de Salud, Jesús Aguirre, ha destacado que su comunidad "lo que no va a pactar son las condiciones para Andalucía en ciudades de más de 100.000 habitantes", sino que eso deberá acordarse entre Junta y Sanidad en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Por su parte, el Gobierno de Aragón ha reaccionado al acuerdo cargando contra Isabel Díaz Ayuso. "No puede ser que pidamos autonomía y capacidad de decidir cuando las cosas pueden ir bien y, cuando hay que tomar decisiones más difíciles, recurramos a otros para cubrir nuestras decisiones", ha subrayado la consejera de Presidencia, Mayte Pérez.

En términos parecidos se ha expresado el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig: "Madrid no es el ejemplo de ninguna manera de la gestión de la pandemia". No obstante, ha apuntado que quieren conocer "en profundidad" la propuesta porque solamente saben lo publicado en los medios de comunicación.

DEFIENDEN QUE NO TIENEN LA MISMA INCIDENCIA QUE MADRID

La presidenta de Navarra, María Chivite, que se expresó antes de conocerse el acuerdo, quiso desvincular la situación epidemiológica de Madrid con la de la Comunidad Foral. Así, reconoció que Navarra presenta "muchos casos" de Covid-19, aunque ha sostenido que la situación en su territorio "no es comparable a la que tiene Madrid".

"Nosotros comunicamos todos los casos de manera diaria, no tenemos la tasa de ocupación hospitalaria que tiene Madrid, hacemos el doble de la media nacional en rastreo, y tenemos una tasa de positividad bastante controlada, por debajo de la media. Por lo tanto, tenemos muchos casos positivos pero tenemos una situación controlada y no nos tiembla la mano en tomar las decisiones que tengamos que tomar", ha afirmado la jefa del Ejecutivo foral.

Quién sí se ha expresado una vez conocido el acuerdo ha sido el portavoz del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, quién cree que este acuerdo "se circunscribe a Madrid" y se ha remitido a la reunión del Consejo Interterritorial que se celebra este mismo miércoles para que se pueda concretar un posible acuerdo que afecte al conjunto nacional.

Por su parte, desde Extremadura, el consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta, José María Vergeles, ha pedido "unidad de acción" entre el Gobierno y las Comunidades Autónomas a la hora de tomar decisiones para paliar los efectos de la pandemia, y ha pedido criterios igualitarios y parámetros generales para todo el territorio español, así como que se eviten "encontronazos" entre los gobiernos.

Eso sí, antes de que se conociera el acuerdo entre Madrid y Gobierno central, Vergeles aseguraba que no se puede tomar "solo" como referencia la incidencia acumulada de casos para confinar determinadas zonas de Madrid porque con esos mismos parámetros, "se tendría que cerrar media Extremadura".

PAGE, EL ÚNICO QUE SE HA PRONUNCIADO A FAVOR

Quién sí se ha mostrado acreedor del acuerdo ha sido el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ha sido el único que se ha pronunciado a favor porque considera que es "bueno" para las partes. "Estamos básicamente de acuerdo con lo que han acordado", ha añadido.

García-Page ha indicado que, independientemente del "ruido" que hay en España, la gestión cotidiana funciona "infinitamente mejor" de lo que pudiera parecer. "Al final, las direcciones generales de Salud Pública de todas las consejerías y el Ministerio mantenemos una coordinación que funciona", ha apuntado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Reproducir
Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Escuchar