Ferraz se desmarca de un gobierno del PSN al albur de Bildu

La Ejecutiva del PSOE no avala las negociaciones para evitar a la derecha porque necesitaría a los abertzales toda la legislatura

Ferraz se desmarca de un gobierno del PSN al albur de Bildu

 

Ricardo Rodríguez
@rrodriguezmaeso

Jefe de Política

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:44

“Nos desmarcamos”. Con esas palabras trasladadas desde Ferraz a la Cadena Cope la Ejecutiva del PSOE marca distancias de su candidata en Navarra, María Chivite, en su pretensión de ser elegida presidenta armando una alternativa a la coalición de derechas, Navarra Suma, formada por UPN, PP y Ciudadanos, primera fuerza en las pasadas elecciones del 26-M.

Tales intenciones de Chivite pasarían por una alianza de los socialistas navarros con Geroa Bai, Podemos e Izquierda Ezkerra, pero también obligatoriamente la abstención de EH Bildu. El concurso de la formación abertzale, aún siendo de manera indirecta, ha venido siendo recibido con prevención en el entorno de Pedro Sánchez, aunque es ahora cuando lo explicita ante la inminente ronda de contactos de Chivite para lograr su objetivo de hacerse con la comunidad foral.

La dirección federal ha sopesado el baldón que supondría para la marca PSOE en toda España un hipotético mandato de María Chivite a expensas, sí o sí, de los votos de EH-Bildu en el Parlamento de Navarra. 

El candidato de Navarra Suma a la Presidencia del Gobierno foral, Javier Esparza, ha afirmado que su mano está "tendida" para hablar con los socialistas sobre la formación del Ejecutivo foral y ha pedido así al PSN que "recapacite y que interprete bien el mandato de los ciudadanos". 

La decisión, confirmada a COPE por fuentes oficiales de Ferraz, es un jarro de agua fría, otro más, para el Partido Socialista de Navarra (PSN-PSOE), que confiaba en que su líder, María Chivite, pudiera dirigir un Ejecutivo de progreso.

Pero la cúpula de Sánchez sigue sintiendo mucho vértigo ante la opción de hacerse con el Gobierno foral gracias a la ayuda indirecta de la izquierda 'abertzale', los herederos de Batasuna, por el coste político en el resto de España.

El PSN ya había advertido, en sintonía con Madrid, que no habría conversaciones ni negociaciones con Bildu. Pero ese compromiso no ha bastado para Ferraz, porque cree que aunque la investidura pudiera prosperar con la abstención de la izquierda 'abertzale' sin ningún tipo de cesión, su apoyo sí sería necesario para todas las votaciones importantes en la Cámara, incluida la de Presupuestos. Es decir, que su concurso sería necesario, lo que supondría un desgaste enorme para el partido. En la práctica, el PSOE está enfriando definitivamente la opción de una alternativa encabezada por Chivite, aunque no pueda paralizar que ella inicie los contactos con otras fuerzas.

El PP exige al PSOE que "no se eche a los brazos de Bildu"

La vicesecretaria de Política Social y miembro del equipo de negociación del Comité para la Gobernabilidad del PP, Concepción Gamarra, ha exigido al PSOE que "no se eche a los brazos de Bildu" y facilite que la coalición Navarra Suma "gobierne" en esta comunidad.

Gamarra, en declaraciones a los periodistas en Logroño, ha añadido que en las pasadas elecciones del 26M, el PP, junto con UPN y Ciudadanos conformaron Navarra Suma para buscar "el mayor respaldo político ante el peligro del avance nacionalista e independentista".

Lo más