COPE

SAHEL TERRORISMO

Expertos abogan por combatir el terrorismo en el Sahel de forma más holística

Expertos y actores que combaten el terrorismo en la franja del Sahel, integrada por el sur de Mauritania, Senegal, Malí, Burkina Faso, Níger, norte de Nigeria, Camerún, Chad, Sudán y Eritrea, abogan por dar un enfoque holístico y humanitario, y no exclusivamente militar, a la gestión de las crisis que se suceden en la región, conocida como el cinturón del hambre.,Esta ha sido la posición que han defendido en sus intervenciones algunos de los ponentes

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:38

Expertos y actores que combaten el terrorismo en la franja del Sahel, integrada por el sur de Mauritania, Senegal, Malí, Burkina Faso, Níger, norte de Nigeria, Camerún, Chad, Sudán y Eritrea, abogan por dar un enfoque holístico y humanitario, y no exclusivamente militar, a la gestión de las crisis que se suceden en la región, conocida como el cinturón del hambre.

Esta ha sido la posición que han defendido en sus intervenciones algunos de los ponentes españoles y africanos de un seminario por internet sobre el terrorismo en el Sahel organizado por Casa África, el segundo de una serie de cuatro encuentros con los la institución, con sede en Las Palmas de Gran Canaria, quiere difundir distintos aspectos sobre la seguridad en la región y poner en contacto a sus actores.

El miembro de la Comisión de la Verdad, la Justicia y la Reconciliación de Mali, Mohamed El Moctar Ag Mohamadoun, ha manifestado en su exposición que la "llave" del éxito de las intervenciones en el Sahel es "comunitaria".

Por eso, ha destacado la importancia de buscar la complicidad y la aceptación entre los grupos de población afectados por la crisis y las fuerzas internacionales que pretenden combatirlas sobre el terreno, si bien ha advertido de que el éxito no será posible si las comunidades con las que se aspira a interactuar están muy próximas a grupos yihadistas.

La presidenta de la Red Africana del Sector de la Seguridad, Niagale Bagayoko, ha coincidido con el comisionado maliense en la necesidad de poner en práctica un enfoque "que ponga en el corazón de las intervenciones el corazón de los civiles", tal y como defiende la Coalición Ciudadana del Sahel, creada en 2020 y que integran unas 50 organizaciones internacionales, de esa región y de África Occidental.

La politóloga francesa ha abogado por que a la hora de afrontar una intervención en un conflicto bélico, además de medir los logros en términos militares, se evalúe también la mejora de la situación de las poblaciones afectadas, "que son las primeras víctimas de la inseguridad multiforme".

Sobre el futuro de la crisis del Sahel, la analista gala ha afirmado que "la situación no se encuentra en vías de mejora" porque "los enfoques siguen centrados en intervenciones armadas y alienadas con una doctrina inspirada en la lucha antiinsurreccional", una fórmula que, a su juicio, no funciona "en un entorno donde las amenazas son complejas y asimétricas".

El general Fernando Gracia Herráiz, de la Misión Europea de Entrenamiento en Mali (EUTM-Mali), iniciada en 2013 para contribuir a la mejora de las capacidades militares malienses, ha explicado que su quinto mandato, que expira en 2014, es más ambicioso y "busca cambiar el centro de gravedad desde el sur hacia el centro del país para acercarse a la zona más peligrosa: el norte".

Con el objetivo de promover actividades en lugares donde requiera el ejército maliense y prestarle un acompañamiento dirigido a asesorar y entrenar a sus efectivos para que sean más autónomos, esta misión, conformada por 988 miembros -521 de ellos españoles-, y que en dos meses crecerá hasta los 1.063 integrantes, ya ha constituido un nuevo enclave cercano al norte del país, donde están destacados unos cien efectivos, y trabaja en establecer nuevas bases en Bamako y Seravé.

A mediados de 2022 está prevista una revisión estratégica de esta misión que le hará "mutar hacia algo más ambicioso y adaptado a las fuerzas armadas de Mali", ya que la seguridad en este país, no solo por el terrorismo yihadista, sino por los choques entre etnias, el crimen organizado por tráficos ilícitos y las tensiones políticas, es un elemento distorsionador de la vida, ha referido el general.

Fernando Gracia ha destacado que los movimientos terroristas que operan en Mali se han desplazado hacia la frontera con Burkina Faso y Níger y ha anunciado que, dado que el ejército maliense dispone de unos 25.000 efectivos con muchas limitaciones para hacerse con su territorio y evitar vacíos de poder, la misión afrontará un proceso de regionalización por el que extenderá su zona de acción hacia esos países del entorno.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo