Un exconcejal del PP en Palma, investigado por presuntos delitos sexuales

El exconcejal de Urbanismo del PP en el Ayuntamiento de Palma, Javier Rodrigo de Santos, está siendo investigado por un nuevo asunto de delitos sexuales. 

Sede del Partido Popular en Madrid

 

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 19:26

El concejal de Urbanismo del PP en el Ayuntamiento de Palma entre los años 2003 y 2007, Javier Rodrigo de Santos, condenado a 5 años de cárcel en 2010 por varios delitos de abusos sexuales a menores, está siendo investigado por un nuevo asunto de delitos sexuales.

El Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid le investiga por haberse servido presuntamente de un puesto en una ONG (La ONG Horizontes Abiertos facilita la reinserción de los presos y ofrece a Instituciones Penitenciarias sus servicios para ayudar en esta tarea) para coaccionar a dos presos en tercer grado y obligarles a mantener relaciones sexuales bajo la amenaza de informar en contra de su libertad a Instituciones Penitenciaria.

Según relata eldiario.es, el exconcejal fue detenido el pasado 5 de diciembre en Madrid tras la denuncia presentada por dos presuntas víctimas que denunciaron los hechos. Uno de los denunciantes declaró a la Policía que mantuvo relaciones sexuales en varias ocasiones con el investigado bajo la coacción de que redactaría informes negativos para Instituciones Penitenciarias. El otro se negó a mantener relaciones íntimas y ha aportado a la Policía los WhatsApp entre él y Rodrigo de Santos.

La causa está en fase de instrucción y el investigado se encuentra en libertad con medidas cautelares. Rodrigo de Santos comenzó como voluntario en Horizontes Abiertos, después cubrió una vacante de manera temporal y más adelante fue el responsable de uno de los programas que desarrolla esta ONG con presos.

En julio de 2010, el Tribunal Supremo (TS) rebajó de 13 años y medio a 5 años de cárcel la condena impuesta al exconcejal del PP por varios delitos de abusos sexuales a menores y un delito contra la salud pública. En septiembre de 2009 fue condenado a 2 años de prisión y cuatro de inhabilitación por haber pagado con una tarjeta del Ayuntamiento de Palma gastos en varios clubes de alterne de Palma y Madrid por valor de 51.377 euros.

En esta ocasión, Rodrigo de Santos se enfrenta a una investigación por haberse servido supuestamente de su puesto en una ONG para oaccionar a dos presos y obligarles a mantener relaciones sexuales.

Lo más