• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

ERC quiere "levantar las causas" contra el independentismo por ley para no tener que pedir el indulto

El perdón del Gobierno exige reconocer la comisión de los delitos, a lo que los secesionistas se oponen reivindicando que se les persigue por sus ideas

Gabriel Rufián, número 2 de la lista de ERC al Congreso

 Gabriel Rufián, número 2 de la lista de ERC al CongresoEFE

Marcelino Abad
@AbadMarce92

Redactor de cope.es

@AbadMarce92Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 00:31

Gabriel Rufián, número dos de la lista de ERC al Congreso en las elecciones del día 28, ha anunciado que constituidas las Cortes promoverá una ley para "levantar las causas judiciales" que pesan sobre el independentismo, en especial referencia al juicio del 'procés'. También busca exonerar de responsabilidad penal a los alcaldes investigados por el 1-O y a los líderes políticos huidos al extranjero.

A falta de conocer la letra pequeña, la proposición vendría a ser una especie de ley de amnistía, aunque el asesor jurídico de ERC, el profesor de Derecho de la Universidad de Barcelona Joan Queralt, ha evitado utilizar este término. En su opinión, la norma busca “que los presos catalanes en el Tribunal Supremo y otros juzgados no pisen la prisión y se vean libres de condenas”.

Esta podría ser una de las cuestiones que ERC le plantearía a Pedro Sánchez a cambio de negociar su eventual investidura. De este modo, los republicanos renuncian al indulto porque exige reconocer la comisión del delito. En opinión de Rufián, ha de ser el Estado quien admita que “lo ha hecho muy mal porque los independentistas no han desaparecido”.

El indulto es una medida de gracia por la que se perdona toda o parte de la pena impuesta a una persona. Para ello, es necesario una sentencia firme -aquella contra la que no cabe recurso- y que se reconozca la comisión del delito por parte del sentenciado. Esto obligaría a los dirigentes independentistas a admitir que violaron la ley para solicitarlo al Gobierno en caso de resultar condenados.

Algo que contradice lo hasta ahora defendido por los partidarios de la independencia, que hablan de “presos políticos”. Defienden que el Estado persigue a los dirigentes que están siendo juzgados por su ideología y no por sus actos. Sin embargo, todos ellos habrían vulnerado presuntamente la ley con ocasión del referéndum del 1 de octubre y de la declaración unilateral de independencia. Prueba de que España no es un Estado represor que persigue a los ciudadanos por sus convicciones políticas es que el propio Rufián está en libertad a pesar de pertenecer a una formación republicana e independentista.

Juntos a esta ley, ERC propone otras dos medidas. Reclama al Gobierno una mesa de diálogo en la que estén representados todos los partidos, incluidos Cs y PP, “para intentar llegar a un acuerdo”. También reclama una reforma legal que permita la convocatoria de un referéndum.

Lo más