La defensa de Puigdemont reconoce su “error” contra Llarena

El equipo jurídico asegura que corregirá la traducción de la demanda contra el magistrado del Tribunal Supremo 

La defensa de Puigdemont reconoce un error en la querella que han presentado contra Llarena

 Puigdemont junto a Torra en Bélgica

  • item no encontrado

Corresponsal en Bruselas

Bruselas

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:38

El equipo de abogados que representa a Carles Puigdemont va a informar al tribunal belga del error que cometieron cuando en la demanda que presentaron contra el juez Llarena alegaron frases que el magistrado nunca llegó a decir.

En la demanda civil que presentaron el pasado mes de junio aseguran que el juez Llarena dijo “con independencia de cual haya sido la motivación que les haya llevado a cometerlos, como en efecto sucedió, tienen que ser investigados" cuando en realidad dijo “con independencia de cual haya podido ser la motivación que les haya llevado a las personas a cometerlos, si es que esto ha sido así, pues tienen que ser investigados".

En la frase que se recoge del texto presentado en la demanda se entiende que el juez Llarena da por hecho que los acusados son culpables cuando en realidad siempre utilizó el condicional y respetó la presunción de inocencia.

En principio el equipo jurídico de Carles Puigdemont va a informar al tribunal de Bélgica de este error. El martes que viene veremos si el juez admite a trámite esta demanda civil contra el instructor.

Christophe Marchand, otro de los abogados encargados de la defensa de Puigdemont, ha negado que exista intención de falsear la traducción.

Marchand ha afirmado desde Bruselas a Efe que se trata de una "traducción jurada", hecha por profesionales, y que no ha existido ninguna voluntad de cambiar el significado ni los hechos, ni de falsear una traducción.

"No entendemos la polémica. Estoy viendo que se centran en una pequeña frase, pero esas palabras se enmarcan en unas declaraciones más extensas en las que el juez (Llarena) se pronuncia sobre lo que es o no un delito político que él mismo está instruyendo y que es el corazón de este caso", ha agregado.

Para este letrado es "grave" que en sus declaraciones en Oviedo Llarena definiera lo que es o no un delito político, máxime cuando está instruyendo, y ha dicho que en Bélgica no podría "imaginar" que un magistrado se pronunciara sobre algo así en televisión "dando su opinión".

El vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, ha criticado al Gobierno, en declaraciones a RNE, por no haber detectado este "error" de traducción. 

Lo más