COPE

ATENTADOS CATALUÑA

Dos mossos declaran que mataron al terrorista de Las Ramblas porque les atacó

Dos mossos d'esquadra que cuatro días más tarde del atentado de Las Ramblas barcelonesas localizaron en un camino de Subirats (Barcelona) al autor, Younes Abouyaaqoub, han declarado en el juicio que tuvieron que matarlo de varios disparos cuando se dirigía hacia ellos con un cinturón con explosivos.,La Audiencia Nacional ha reanudado el juicio de dos presuntos integrantes de la célula yihadista, Mohamed Houli y Driss Oukabir, y un supuesto colaborador, Said Ben Iazza, acus

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:44

Dos mossos d'esquadra que cuatro días más tarde del atentado de Las Ramblas barcelonesas localizaron en un camino de Subirats (Barcelona) al autor, Younes Abouyaaqoub, han declarado en el juicio que tuvieron que matarlo de varios disparos cuando se dirigía hacia ellos con un cinturón con explosivos.

La Audiencia Nacional ha reanudado el juicio de dos presuntos integrantes de la célula yihadista, Mohamed Houli y Driss Oukabir, y un supuesto colaborador, Said Ben Iazza, acusados de participar en la preparación de los atentados de Barcelona, mediante un atropello múltiple en Las Ramblas, y Cambrils (Tarragona), este con cuchillos y un hacha en el paseo marítimo, que dejó 16 muertos y 140 heridos.

Este jueves han declarado quince mossos d'esquadra, dos de los cuales fueron los que abatieron a Younes Abouyaaqoub el 21 de agosto de 2017, cuatro días más tarde de que cometiera el atentado de Las Ramblas con una furgoneta.

Los agentes han relatado que sobre las tres de la tarde del 21 de agosto una persona llamó a la central de Mossos d'Esquadra para decir que le había parecido ver a la persona que estaban buscando como presunto terrorista de Las Ramblas por una zona de viñedos.

Han añadido que se dirigieron a la misma y aparcaron su coche patrulla en una carretera a su paso por el término municipal de Subirats para seguir a pie la búsqueda por un camino descendente.

Los testigos han destacado que cuando apenas habían recorrido "cinco pasos" vieron a unos treinta metros que se incorporaba una persona.

"Se subió las gafas, me miró fijamente y desapareció por un matorral", ha dicho uno de los mossos, que le dijo que estuviera quieto y que saliera.

Los agentes han destacado que en ese momento salió gritando "Allahu Akbar" (dios es grande) en varias ocasiones y mostrando un cinturón con tubos metálicos -que luego resultó ser de explosivos simulados- y que se dirigió hacia ellos.

Han añadido que Younes Abouyaaqoub hizo caso omiso a sus requerimientos de que depusiera su actitud y se echara al suelo. "Iba gritando Allahu Akbar, con el brazo izquierdo levantado como si sujetara un escudo imaginario y en la otra mano presionando algo, y subía haciendo eses", ha explicado un agente.

"Como no desistía en su ataque empezamos a dispararle pero siguió corriendo hacia nosotros y a unos diez metros cayó al suelo, hice un cambio de cargador, se reincorporó de nuevo, volvió a dirigirse hacia nosotros y le disparamos dos o tres veces más hasta que cayó de nuevo", ha indicado un mosso, que siguió apuntándole por seguridad.

"Se hizo un silencio inmenso y solo esperaba que soltase el detonador para que no explotase, yo estaba de rodillas y no conseguía levantarme hasta que oí unos chillidos, un compañero me ayudó y ahí ya me derrumbé", ha recordado.

Su compañero ha comentado sobre ese momento: "La imagen que me viene es que me veía mutilado por una posible explosión y que estaba horrorizado por el sitio en el que estábamos. Estaba apuntándole, di unos pasos para atrás sin perder la mirada de dónde estaba hasta que llegaron otros compañeros y empecé a llorar".

"El grito de esta persona se me quedó en mi mente durante muchísimo tiempo", ha recalcado el agente.

Ambos sufrieron estrés postraumático y les han quedado secuelas psicológicas así como pesadillas, insomnio, miedo, ansiedad, y han recurrido ante la Audiencia Nacional por el hecho de que no se les haya reconocido como víctimas del terrorismo.

Previamente han declarado tres mossos d'esquadra que la tarde del 17 de agosto de 2017 fueron arrollados en un control policial de la operación jaula montado en la salida de Barcelona por la avenida Diagonal, por un vehículo Ford Focus conducido por Younes Abouyaaqoub.

Los mossos estiman que tras el atropello masivo de Las Ramblas, ocurrido sobre las cinco de la tarde de ese día, en su huida a pie Younes Abouyaaqoub abordó, pasadas las 18.00 horas, a un joven en dicho coche en la ciudad universitaria y le mató clavándole un cuchillo en el pecho, tras lo que colocó el cadáver en la parte posterior del vehículo y siguió la huida.

Tres mossos del control montado en la salida de la avenida Diagonal han relatado que cuando el Ford Focus se aproximaba al mismo dio un giro y un acelerón, atropellando a dos de ellos mientras que otro resultó herido al caer tras esquivar al vehículo, en el que Younes Abouyaaqoub continuó su huida.

Uno de los mossos ha comentado: "Esa imagen la tengo grabada. Se dirigía a nosotros sonriendo", ha dicho.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo