Boletín

El gobierno de dos municipios de Navarra, la primera concesión de Chivite a EH Bildu

Bakartxo Ruiz le recordó a María Chivite durante su investidura que no sería presidenta de Navarra sin la abstención de los abertzales

Dos ayuntamientos, la primera concesión de Chivite a EH Bildu

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:21

La portavoz de Bildu, Bakartxo Ruiz, le recordó a María Chivite durante su investidura que no sería presidenta de Navarra sin la abstención de los abertzales. Además añadió que ''cualquier iniciativa que se quiera sacar adelante se tendra que negociar y será necesario llegar a acuerdos". No se ha hecho esperar las peticiones del grupo liderado por Otegi y ya le han pedido a la socialista dos alcaldías: Huarte y Sartaguda. 

Así lo denuncia Navarra Suma en un comunicado oficial en su página web. La reclamación se basa en una petición que hizo Bakartxo durante la investidura de Chivite: "¿Están dispuestos a dejar la alcaldía que ostetan en Huarte y Sartaguda en manos de quienes sí han tenido un respaldo importante por parte de la ciudadanía?". Según el partido liderado por Javier Esparza, concederle estos dos ayuntamientos forma parte del plan que prepara el PSN hacía EH Bildu, socios necesarios para los socialistas durante toda la legislatura. “Confirmaría también que Chivite va a ser una marioneta en manos del nacionalismo”, explican en el comunicado. 

¿POR QUÉ ESTOS DOS AYUNTAMIENTOS EN CONCRETO?

Que el partido abertzale reclame estos dos pueblos tiene sentido. Bildu fue el partido más votado en ambos municipios en las pasadas elecciones de mayo. Pero, a través de pactos con independientes y Navarra Suma, los socialistas lograron gobernar en ambos lugares. En el comunicado, los de Javier Esparza denuncian que “este vergonzoso apaño evidenciaría que el PSN comienza a pagar desde el primer día el precio que la izquierda abertzale le impone por haberle hecho presidenta”.

Sartaguda tiene apenas 1.300 habitantes. El Partido Socialista Navarro consiguió la alcaldía de su candidato, José Ignacio Eguizábal, con el apoyo de los tres ediles de Navarra Suma, que dieron su voto al grupo de Chivite. Bildu no consiguió gobernar pese a tener cuatro concejales y ser la lista más votada. 

Lo mismo pasó en Huarte, en el municipio navarro cuenta con 7.000 habitantes y EH Bildu se quedó sin poder gobernar a pesar de haber conseguido 5 ediles. En su lugar gobierna Amparo López (PSN) que contó con el apoyo de Navarra Suma y el Grupo Independiente de Huarte (GIH). 

De esta manera los abertzales recuperarían ambos ayuntamientos que ya gobernaron entre 2015 y 2019 como recompensa por su abstención en la investidura de María Chivite. Los socialistas cuentan con una excusa para justificar, si fuera necesario, estos movimientos. La alcaldesa de Huarte, Amparo López, pasaría a formar parte de la dirección general del Gobierno de Navarra y "el PSN renunciaría a presentar a su representante socialista en el consistorio como candidato en la elección de nuevo alcalde, facilitando el acceso de Bildu a la alcaldía de la localidad”, explican desde Navarra Suma. 

Lo más