COPE

Débora pospuso dos veces su boda: "Hemos retrasado nuestra vida un año, no lo vamos a hacer dos”

En el primer semestre de 2020 se celebraron un 61 por ciento menos de bodas que en el mismo periodo del año anterior

Débora, pospuso dos veces su boda: Hemos retrasado nuestra vida un año, no la vamos a retrasar dos”
Sefi García

Redactora de Cultura

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:16

En el primer semestre de 2020 se celebraron un 61 por ciento menos de bodas que en el mismo periodo del año anterior. 28.327 nuevos ma-trimonios de enero a junio, según datos de Estadística. El sector calcula que el año pasado se cancelaron unos 148.000 enlaces. Historias como la de Débora, que retrasó dos veces su boda y ha decidido que el próximo julio, pase lo que pase, caminará hacia el altar.

Débora tenía previsto casarse el 20 de junio del año pasado. En pleno confinamiento, decidió aplazar su boda a agosto, pero observando que la pandemia no retrocedía se planteó con su pareja dejar el enlace para julio de este año. Además de una decisión emocionalmente dolorosa, el salón con el que tenían contratado el banquete “nos subió el precio del menú y tuvimos que acatarlo, a pesar de que uno no aplaza porque quiere, sino porque te obligan las circunstancias y buscas la seguridad de tus invitados”. A día de hoy, vive pendiente de las medidas que la autoridad sanitaria va implantando. Tiene más de un centenar de invitados “pero, aunque nuestra intención es celebrar una boda de tarde en un salón cerrado, dependemos del toque de queda, y cabe la posibilidad de que lo cambiemos a mediodía: queremos que nuestros invitados acudan a la ceremonia en la iglesia y a la celebración posterior”.

Debora confiesa que es mucho más difícil organizar una boda ahora porque “tienes que tomar muchas más decisiones, estás en vilo con las medidas y la evolución de la pandemia, te da miedo que los tuyos acaben no acudiendo a la boda, pero pase lo que pase, la celebraremos, hemos retrasado nuestra vida un año, no la vamos a retrasar dos”.

Hemos retrasado nuestra vida un año, no la vamos a retrasar dos

La incertidumbre sigue sobrevolando los enlaces que, según los últimos datos del Instituto Nacional de estadística, cayeron casi un 61% en el primer semestre de 2.020, con respecto al mismo período del año 19. En los 6 primeros meses del pasado año, de enero a junio se celebraron 28.327 matrimonios, de los que cerca de 21 mil los dos contrayentes eran españoles, en algo más de 6.000 uno de ellos era extranjero y el 1.236 ambos cónyuges lo eran.

El sector calcula que durante todo el año se aplazaron 148.000 bodas, nos cuenta Isaac Amselem presidente de APBE (Asociación de Profesionales de Bodas España), que engloba todas los oficios que intervienen en la celebración de un enlace, desde los floristas, hasta los restaurantes pasando por el fotógrafo. Nos dice que eso supuso que “ dos millones de personas no pudieron trabajar directamente y 7 millones de personas indirectas”.

Parece que poco a poco las parejas se van animando “pero las bodas son mucho más pequeñitas, con los más íntimos, se mantienen las costumbres tradicionales pero cambian los protocolos, por ejemplo, los detalles que los novios regalan a los invitados, no se entregan en mano, suelen dejarse en las mesas”.

La mayor preocupación de los novios es que su vida se celebre con todas las medidas de seguiridad y sobre todo que sus familiares puedan desplazarse para celebrar con ellos, nos cuenta, “porque muchos viven en localidades distintas al lugar de celebración”. Eso es lo que más anhelan.

Nuestra novia, Débora, ha querido lanzar un mensaje de esperanza a todas las parejas que dudan en celebrar su boda, porque “se puede celebrar, se hizo incluso el año pasado y podeis tener una boda casi normal. Siempre seremos recordados como los de las bodas en pandemia pero ese día será especial siempre”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar