Más directos

La contundente respuesta de los piragüistas obligados a despojarse de la bandera: "Lo volveríamos a hacer"

Los dos deportistas de catorce años aseguran sentirse apenados por lo ocurrido 

La contundente respuesta de los piragüistas obligados a despojarse de la bandera: Lo volveríamos a hacer

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:20

Pablo Ogazón y Carlos Sánchez se proclamaron Campeones de España en diferentes modalidades de piragüismo. Ambos tienen catorce años. Pese a la alegría que supone ser los número uno en el deporte de sus amores, vivieron un episodio que ha dado mucho que hablar. Y es que los delegados de la Federación de Piragüismo de Mequinenza, en Zaragoza y Verducido, en Pontevedra, les obligaron a despojarse de la bandera de España que llevaban sobre sus hombros si querían recoger los trofeos obtenidos.

Los dos deportistas adolescentes, que representan al club del Círculo Mercantil de Sevilla, han asegurado en una entrevista concedida al diario ABC, que sintieron tras lo ocurrido “impotencia y mucha pena.” Tanto es así que Ogazón ha reconocido que la segunda vez fue peor, ya que les trataron como llevaran armas, en lugar de una bandera: “Estoy muy dolido”, afirma Carlos Sánchez.

En cualquier caso, los jóvenes piragüistas han subrayado que, lejos de arrepentirse, volverían a hacerlo: “Es una costumbre que tenemos los deportistas, llevar la bandera de nuestro club y de nuestro país a los campeonatos en los que participamos. Lo hemos hecho en ocasiones anteriores y nunca antes había originado problema. Siempre haré lo que diga nuestro club”, ha señalado Ogazón. Tras conocer los hechos, el entorno de Ogazón y Sánchez no entienden lo ocurrido: “No se lo creían. Les pareció mal.”

Más allá de la polémica que tanto ha dado que hablar, lo cierto es que Pablo Ogazón y Carlos Sánchez han peleado mucho para llegar hasta aquí. Ambos dedican cada día más de dos horas a los entrenamientos, que en el caso de Carlos compagina con el rugby. Apenas descansan algunos domingos, cuando no tienen partido, afirman en la entrevista concedida a la cabecera.

El presidente del grupo Vox en Andalucía, Francisco Serrano, respondió con vehemencia ante esta noticia. "Que a un joven deportista sevillano, andaluz y español, se le impida, de malas maneras, subir al podio en un campeonato de España, portando su bandera, resulta vergonzoso. Exhibirla con orgullo entraña una provocación para algunos que la odian. Dimisión de los responsables (...) Todo mi apoyo a ese deportista de 14 años, un campeón que merece respeto y reconocimiento por su éxito deportivo, y por exhibir con orgullo una bandera en la que se ve representado. Somos muchos los que, sin complejos, pensamos como tú. Aún hay esperanza" 

Lo más