Casado ofrece a Sánchez una batería de acuerdos a cambio de romper con los independentistas

El Gobierno acusa al líder del PP de perjudicar a las instituciones por no negociar

Vídeo

 

COPE.es | Agencias

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 17:21

El líder del PP, Pablo Casado, ha ofrecido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llegar a pactos de Estado, como la aprobación de los presupuestos estatales, si rompe con el independentismo y "renuncia" a la mesa de diálogo entre el Ejecutivo y la Generalitat. En la rueda de prensa tras reunirse con Sánchez, este lunes en la Moncloa, y después de que el Gobierno haya reprochado que el PP continúe con su "estrategia de bloqueo", Casado ha asegurado que ha ofrecido un "compromiso por España" y ahora la "pelota está en el tejado" del presidente del Ejecutivo.

Según ha manifestado, el PP plantea una "alternativa" a Sánchez para que no tenga que depender de quienes piden la "ruptura de los consensos básicos" para sacar las cuentas adelante. Pero, aunque ha valorado que la reunión ha sido "cordial en la forma y fructífera" para debatir las cuestiones pendientes, los único que ha salido de este encuentro son los nombres para "ponerse en contacto" entre los dos partidos sobre el pacto de Toledo, la reforma educativa o las medidas de protección de la infancia.

Casado también ha ofrecido el apoyo de su partido para la negociación del nuevo marco presupuestario europeo en el Consejo Europeo de este jueves. Y sobre la financiación autonómica, ha dicho estar dispuesto a llegar a un acuerdo si es "justa", garantiza la igualdad y se hace de manera "multilateral", en la Conferencia de Presidentes.

En otras materias a debate en la reunión de este mañana, como la renovación de la cúpula judicial Casado ha advertido que no es posible negociar con el Gobierno la renovación del Consejo General de Poder Judicial si Dolores Delgado es la fiscal general del Estado. Tampoco si el Ejecutivo insiste en hacer cambios "a la carta" en el Código Penal que beneficien al independentismo. Ambas cosas, ha advertido Casado, "anulan cualquier diálogo sobre el reforzamiento institucional".

Por eso, ha afirmado que ha venido a la reunión con "ánimo constructivo" y ha atribuido las críticas por el supuesto "bloqueo" a una estrategia del Gobierno que "parece como si quisiera hacer oposición de la oposición" y trasladar que el PP es "radical" cuando son los socialistas los que pactan con radicales. Pero ha advertido de que si esa era su estrategia con esta reunión se le ha "pinchado al globo" al Gobierno y los socialistas "pinchan en hueso" porque el PP mantiene una postura "coherente" y "generosa".

Casado ha reclamado a Sánchez que no se materialice el nombramiento de Delgado como fiscal general, que vuelva a reconocer a Juan Guaidó como presidente de Venezuela y que facilite toda la información disponible el encuentro en Barajas entre el ministro de Transporte, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez. Sobre estas dos últimas cuestiones, el líder de la oposición ha dicho que no ha salido más tranquilo de la reunión porque cree que el PSOE está situado en la estrategia "equivocada" en materia de política internacional.

"Si el intento por parte del PSOE era que de esta reunión saliéramos dando un portazo y diciendo no es no, se han equivocado de adversario", ha dicho Casado, quien ha añadido: "Yo no soy el del no es no, el del no es no al constitucionalismo es el Gobierno".

REACCIÓN DEL GOBIERNO

El Gobierno niega por su parte que el líder del PP, Pablo Casado, haya tendido la mano al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en algún asunto y ha denunciado que el principal partido de la oposición sigue instalado en una "actitud negacionista" que cierra la puerta a cualquier colaboración, al supeditarla a que se asuma su programa electoral. "O se hace mi política o que ya se sepa que este país no puede contar con el PP", es el resumen que el Ejecutivo hace de la posición de Casado.

"Lamentablemente no hemos encontrado en el señor Casado la actitud de colaboración que la situación de España requiere. No ha habido ningún compromiso, ninguna concreción que el Partido Popular haya podido trasladarle al presidente del Gobierno para poder, al menos en los temas relevantes, intentar buscar un acuerdo", ha criticado la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, en rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa al término de la entrevista entre los dos dirigentes políticos.

Montero ha acusado a los 'populares' de no haber asumido su derrota electoral en las dos últimas elecciones generales y de estar "bloqueando" el funcionamiento de las instituciones y de otros poderes que "ya se resienten" por no poder renovar sus órganos directivos, como sucede, ha enumerado, con el Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas, o el Consejo de Administración de RTVE.

Esta actitud de usar las instituciones "como rehenes", en opinión del Ejecutivo, resulta "decepcionante" para el Gobierno, ha subrayado Montero, que ha denunciado que el PP pretenda "dictar la política" sobre Cataluña, por ejemplo, vinculando ésta a asuntos que nada tienen que ver como la renovación de los órganos constitucionales o los Presupuestos Generales del Estado.

Y es que Casado ha ofrecido a Sánchez negociar los Presupuestos si renuncia a la mesa de diálogo con el Govern catalán que pactó con ERC para sacar adelante su investidura o a nombrar a Dolores Delgado fiscal general del Estado, entre otras condiciones. Aun así, Montero ha querido dejar claro que "cuando el PP respete el resultado democrático y regrese a la senda de la responsabilidad, encontrará al Gobierno con la mano tendida".

CATALUÑA

En su entrevista, Sánchez ha "explicado" a Casado su postura sobre el "conflicto" en Cataluña, pero Montero ha aclarado que aún no hay fecha para la constitución de la mesa de diálogo con el Govern catalán -Sánchez se comprometió a que echase a andar este mes de febrero-- ni se ha decidido qué miembros representarán al Ejecutivo en ese foro.

En este aspecto, Montero ha defendido "un diálogo dentro de la ley que permita acercar posiciones" frente a la actitud del PP, que "no aporta ninguna solución". La portavoz ha aprovechado para contraponer la lealtad que el anterior Gobierno de Mariano Rajoy encontró en el PSOE cuando hubo que aplicar el artículo 155 de la Constitución tras el referéndum del 1 de octubre de 2017.

Sobre la mesa ha estado también la reforma del sistema de financiación autonómica y el Pacto de Toledo sobre las pensiones, asuntos en los que el Gobierno tampoco ha encontrado una actitud de colaboración en el PP, según Montero, que acusa a los 'populares' de usar el actual modelo de financiación autonómica como "ariete" contra el Ejecutivo.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar