Boletín

Casado exige al PSOE que Eguiguren pida perdón por llamar héroe a Ternera

A su juicio, al PSOE "lo único que le debería importar" es que Ternera sea entregado a la justicia española

Vídeo

 

AGENCIAS

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17 may 2019

El presidente del PP, Pablo Casado, ha emplazado hoy al PSOE a que exija al expresidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, que pida perdón por calificar de "héroe de la retirada" al dirigente de ETA José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera, "un carnicero que mató a seis niños" en el atentado contra la casa-cuartel de la Guarida Civil en Zaragoza.

En un acto electoral celebrado en el Llagar Castañón, en la localidad asturiana de Quintueles, ante dos centenares de simpatizantes, Casado ha advertido de que situaciones como esa constatan que el PP no es sólo una alternativa "económica o de gestión" al PSOE sino también "una alternativa moral".

"Dirán que yo exagero y que hablar de terrorismo no da votos, pero cuando yo me afilié a los compañeros de mi edad los mataban. Yo estoy en campaña por las víctimas del terrorismo y que a un asesino le llamen héroe me causa indignación y vergüenza", ha añadido.

A su juicio, al PSOE "lo único que le debería importar" es que Ternera sea entregado a la justicia española, que cumpla su condena íntegra, pida perdón y ayude a esclarecer los trescientos asesinatos de ETA que siguen impunes y el PP no le va a consentir que no lo haga porque quienes sí son héroes son las víctimas del terrorismo.

Según el líder del PP, si Eguiguren no pide perdón por sus palabras, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no podrá seguir jugando "al equívoco" de si el líder de Bildu, Arnaldo Otegui, tendrá algo que ver con su futura investidura "como tuvo que ver en la moción de censura que le llevó a la Moncloa".

Casado ha incidido en que buscar el 26 de mayo "un contrapeso" territorial al futuro Gobierno del PSOE es cuestión "de pura moral política" dado que Sánchez "se tentará la ropa" antes de llegar a un pacto de investidura "con quienes quieren romper España".

Así, ha puesto la fallida designación de Miquel Iceta como senador autonómico como ejemplo de que el nacionalismo "es insaciable" y que el PSOE "es un vehículo más para seguir inoculando racismo, supremacismo y odio", con lo que los socialistas "o no se han dado cuenta o sólo quieren el poder por el poder".

A su juicio, aunque el PSOE actúe tras las generales como si hubiera ganado por mayoría absoluta, cuenta con una mayoría "reducida" en el Congreso que requiere alcanzar acuerdo desde la "humildad" lo que hace necesario aglutinar el voto en torno al PP para que Sánchez vea "limitada" su capacidad de actuación.

Lo más