COPE

Bielorrusia.- La líder opositora describe como "una victoria" que Minsk no sea sede del Mundial de hockey hielo

Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:57

La líder opositora de Bielorrusia, Svetlana Tijanovskaya, ha descrito este martes como "una victoria" la decisión de la Federación Internacional de Hockey sobre Hielo (IHHF) de que la capital del país, Minsk, no acoja junto a Riga el próximo Mundial debido a "problemas de seguridad".

"Es una victoria, ya que no habrá una oleada adicional de represión con el objetivo de 'limpiar' la ciudad antes del Mundial. Es una victoria porque (el presidente bielorruso, Alexander) Lukashenko ha fracasado a la hora de hacer creer que tiene todo bajo control", ha dicho Tijanovskaya.

"Es una victoria porque los bielorrusos han logrado su objetivo, y lo han hecho juntos", ha señalado, antes de aplaudir el papel de "la diáspora bielorrusa" por sus protestas y peticiones a la IHHF para que no se celebrara el Mundial en Minsk.

Así, ha hablado de "victoria común" y ha sostenido que "esto es lo que pasa cuando la gente se une". "Creo que juntos seremos capaces de liberar a los presos políticos y evitar que nuestro país se convierta en un campamento de detenidos", ha añadido.

"Queridos bielorrusos. Juntos volveremos a la ley y a unas elecciones justas y, entonces, acogeremos con alegría el campeonato e invitaremos a todos nuestros socios y amigos, que han aumentado este año", ha subrayado, según ha recogido el diario bielorruso 'Narodnaya Volya'.

La IHHF apuntó a "preocupaciones de seguridad más allá del control" de la federación, después de que el Consejo del organismo decidiera que el traslado de la sede de Minsk "es inevitable". "La decisión fue alcanzada por el Consejo tras el fin de un proceso extenso", puntualizó el organismo a través de un comunicado.

El presidente de la IHHF, René Fasel, describió como "muy lamentable" que Minsk y Riga no puedan ser la sede conjunta del torneo y ha argüido que el organismo "intentó promover que el Mundial podía ser usado como una herramienta para la reconciliación y para ayudar a calmar los problemas sociopolíticos en Bielorrusia".

La IHHF ha resaltado que ahora tendrá que valorar la situación de Riga como sede y la posibilidad de pasar a una sede única para facilitar el cumplimiento de las regulaciones impuestas por la pandemia de coronavirus. Una sede conjunta en Dinamarca y Eslovaquia estaría siendo igualmente sopesada para el Mundial, previsto para las fechas entre el 21 de mayo y el 6 de junio.

REACCIÓN DE BIELORRUSIA

La decisión de la IHHF ha sido lamentada por el presidente de la Federación de Hockey Hielo de Bielorrusia (BIHF), Dimitri Baskov, quien ha criticado a "la llamada Fundación Solidaria de Deporte de Bielorrusia" y "especialmente a antiguos atletas profesionales" por "celebrar como una victoria" que Minsk no vaya a ser sede del Mundial.

"Hoy estáis celebrando la victoria de arrebatar un evento verdaderamente especial al pueblo bielorruso. Después de esto, no podéis ser llamados bielorrusos. Sois traidores", ha dicho, según ha informado la agencia estatal bielorrusa de noticias, Belta.

"Habéis arrebatado el Mundial, ante todo, a miles de niños que juegan al hockey", ha sostenido, antes de manifestar que el hecho de que el torneo no vaya a ser celebrado en el país impedirá que medios y aficionaros extranjeros "vean de primera mano la increíble belleza de Bielorrusia" y "el alto nivel de seguridad del país".

Por ello, ha lamentado que la IHHF y "otras grandes marcas mundiales que apoyan el hockey sobre hielo hayan sido víctimas de los juegos políticos en torno a Bielorrusia". "Aún creemos que el Mundial de 2021 habría repetido o superado el éxito del torneo que acogió Bielorrusia en 2014", ha añadido Baskov.

Por su parte, el portavoz de la Presidencia de Rusia, Dimitri Peskov, ha lamentado igualmente la decisión de la IHHF. "Sólo podemos lamentar que se hayan tenido que tomar tales decisiones", ha manifestado, tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik.

PETICIÓN A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

Por otra parte, Tijanovskaya pidió el lunes ayuda internacional, especialmente de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) para tener garantías de seguridad tras su regreso a Bielorrusia.

"Busco junto con la comunidad internacional la posibilidad de regresar a Bielorrusia teniendo garantías de seguridad. Deben ser unas garantías especiales puesto que afronto dos procesos penales y la orden de búsqueda y captura", dijo durante un acto con embajadores de la Unión Europea ante la OSCE.

Por último, reclamó además que las organizaciones internacionales trabajen para que se garantice también "la seguridad de otros líderes de las fuerzas democráticas a su regreso a Bielorrusia", tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik.

Las protestas comenzaron en Bielorrusia hace cinco meses después de una disputada elección presidencial que según las autoridades le dio a Lukashenko una victoria aplastante con más del 80 por ciento de los votos. El mandatario ha gobernado durante un cuarto de siglo y, a menudo, se le conoce como el último dictador de Europa.

La oposición ve a Tijanovskaya como la verdadera ganadora de la votación, algo que han denunciado desde hace meses en las calles. Este mismo domingo, los bielorrusos han vuelto a recorrer la capital portando banderas blancas, rojas y blancas de la oposición.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo