Boletín

CRISIS CLIMÁTICA

Barcelona avanza un plan de choque con vistas a reducir un 6% las emisiones

El Ayuntamiento de Barcelona prevé reducir las emisiones de CO2 en 210 000 toneladas, un 6% anual, y para ello avanzará diez medidas de choque como reducir un carril en vías de alta afluencia de tráfico y limitar la velocidad en puntos neurálgicos de la ciudad., La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha presidido este miércoles la constitución de la Mesa para la Emergencia Climática de la capital catalana que elaborará los contenidos de la Declaración de Emergencia Climá

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21:19

El Ayuntamiento de Barcelona prevé reducir las emisiones de CO2 en 210 000 toneladas, un 6% anual, y para ello avanzará diez medidas de choque como reducir un carril en vías de alta afluencia de tráfico y limitar la velocidad en puntos neurálgicos de la ciudad.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha presidido este miércoles la constitución de la Mesa para la Emergencia Climática de la capital catalana que elaborará los contenidos de la Declaración de Emergencia Climática que la ciudad prevé decretar el 1 de enero de 2020, coincidiendo con la entrada en vigor de la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona.

El objetivo es reducir en 210 000 toneladas las emisiones de CO2, un 6 % anual, con la implantación de la Zona de Bajas Emisiones y diez medidas inmediatas cuyo contenido ya se ha avanzado hoy y que se aplicarán sin esperar a que se oficialice la declaración.

El anuncio se produce el mismo día que el eurocomisario de Medio Ambiente, Karmenu Vella, ha pedido a España medidas adicionales sobre calidad del aire para paliar los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) que, en ciudades como Madrid o el área metropolitana de Barcelona, vulneran los límites establecidos por la normativa europea.

Entre estas medidas avanzadas por el Ayuntamiento, que comportarán una rebaja de las emisiones equivalente a 20 toneladas de CO2 anuales, figuran habilitar un nuevo carril bus en la calle Aragó y reducir un carril de circulación de coches en la calle Mallorca, en el tramo Meridiana-Diagonal.

Asimismo se limitará a 30 kilómetros por hora la circulación por las calles de Rocafort, Sicilia, Ausiàs March, Compte Borrell, Gran de Gràcia, y los paseos Joan de Borbó y Sant Joan.

Colau ha subrayado que Barcelona no quiere "un decreto de emergencia 'fake', retórico", sino un decreto "real, concreto, ambicioso y coherente".

En la reunión, el gobierno municipal ha anunciado otros cambios en la movilidad para reducir emisiones como los de completar nuevos tramos de supermanzanas, la creación de otras nuevas y estudiar medidas fiscales para la lucha contra la congestión y la contaminación.