COPE

PERIODISMO SEGURIDAD

Aprendiendo a sobrevivir en tierra hostil

Teresa Díaz

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:11

Teresa Díaz

¿Estamos preparados para afrontar un secuestro o detectar una trampa que esconde un artefacto explosivo en medio de la maleza?. Disponer de las herramientas que nos ayuden a reaccionar ante situaciones de peligro en un entorno hostil es vital, teniendo en cuenta siempre que el riesgo cero no existe.

Reporteros gráficos y periodistas de distintos medios, entre ellos, la Agencia Efe, seleccionados por Reporteros Sin Fronteras, han participado en el curso HEAT (Hostil Environment Adwareness Taining) de la Guardia Civil. El objetivo, adquirir las capacidades para poder desarrollar su labor profesional en países en conflicto con la máxima seguridad posible.

Impartido por miembros del Centro de Adiestramientos Especiales (CAE), integrado en la Unidad de Acción Rural (UAR), con sede en Logroño, se ha dirigido por primera vez a profesionales de los medios de comunicación.

ANTE UN SECUESTRO, MANTENER LA SERENIDAD

Enfrentarse a un secuestro es una de las experiencias más traumáticas que puede vivir un ser humano. Por eso, uno de los módulos del curso está enfocado a cómo actuar en ese caso.

Una emboscada a un convoy por parte de guardias civiles disfrazados es el punto de partida para que los alumnos vivan una experiencia única, que sirve para reflexionar sobre el hecho de que cualquiera puede ser raptado.

Gritos, explosiones, humo, tiroteos... son el inicio de una pesadilla en la que no da tiempo a reaccionar. La sorpresa, la rabia y, sobre todo, el miedo, te invaden.

El momento más crítico, la doble capucha que dificulta la respiración, aísla totalmente del exterior, no permite ver absolutamente nada y deja el sentido del oído disminuido y distorsionado.

A partir de ahí, cuatro largas horas en las que quieres recordar las instrucciones que has recibido. Sabes que lo más importante es intentar mantener la serenidad.

Seguir al pie de la letra las órdenes de los secuestradores, no desafiarles, no mentirles sobre la información que requieran y no erigirse en cabecilla del grupo son algunas de las pautas a seguir. Infringir estas normas puede ser perjudicial no solo para el que lo hace sino para todo el grupo.

El tiempo se hace eterno. No sabes si ha pasado una hora, dos, tres o cuatro y aunque te repites una y otra vez que los secuestradores son guardias civiles, no puedes evitar sentirte angustiado.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La liberación por parte de los agentes pone fin a la escenificación de un secuestro que la profesionalidad de los instructores hace que parezca real.

MUNICIONES SIN DETONAR: NO TOCAR

Otro de los peligros que nos podemos encontrar en zonas de conflicto son municiones o artefactos no explosionados, UXOS en el argot militar: el 90 % de ellos proceden de arsenales abandonados.

Ejemplo son las bombas de racimo o las minas antipersona y antitanque. Están hechas para herir, no para matar, ya que un herido es más caro que un muerto.

Te enseñan que hay que andar con mucho cuidado y mirando siempre el terreno. No hay que tocarlas ni moverlas y hay que evitar el área donde se han localizado, así como no utilizar móviles cerca.

Un papel en el suelo o un objeto del que sale un hilo de seda casi invisible pueden esconder un artefacto explosivo que se ha fabricado con una simple batería de un coche de juguete.

Un vehículo abandonado es otra señal de alerta. Mejor no acercarse y, en cualquier caso, no intentar sacar nada de dentro, aunque llame la atención. Comprobamos que se trata de señuelos que cuando se tocan activan un explosivo.

EL TORNIQUETE: ALTO Y APRETADO

El peligro acecha y nadie está libre de ser alcanzado por una bala que le provoque una hemorragia exanguinante con gran pérdida de sangre.

Aplicar un torniquete en las extremidades, "alto y apretado", aunque mal visto por los médicos, es la primera actuación en caso de que no haya un servicio médico cercano, ya que puede permanecer puesto hasta 4-6 horas sin peligro de perder el miembro.

En el curso se aprende que hay que sacar al herido de la zona de fuego antes de prestarle ayuda y, después, intentar taponar la herida mediante un torniquete o un agente hemostático. Comprobamos que ponerlo en práctica no es fácil en medio de fuego enemigo, aunque las balas sean de fogueo.

MAPA, BRÚJULA Y GPS

Orientarse mediante la lectura de mapas o la navegación GPS es muy importante tanto para poder rescatar a alguien que se encuentre perdido como para trasladarte de un lugar a otro del territorio.

Saber interpretar un mapa, calcular la distancia entre dos puntos, obtener el grado y las coordenadas y seguir la brújula son nociones básicas en las que inciden los instructores.

También en utilizar medios de radiocomunicación. Actualmente, el móvil puede facilitar mucho la tarea pero no siempre se dispone de cobertura.

Para estos casos se usa el teléfono satelital, aunque hay no hay que obviar que este dispositivo graba la localización, el número al que se ha llamado y la duración de la llamada. En determinadas situaciones, hay que valorarlo.

Cuando acaba el curso, quedan atrás cinco días intensos en los que los alumnos hemos constatado que el peligro acecha detrás de una esquina, en un árbol, en un talud del camino o en un juguete tirado en el suelo. Informar en esas circunstancias no es fácil. Toda precaución es poca.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar