COPE

TRIBUNALES HOMICIDIO

Acusado de accidente con 2 jóvenes muertas en Santander lo achaca a despiste

El acusado de provocar un accidente en julio de 2020 en Santander en el que murieron dos jóvenes ha reconocido este martes que conducía bajo los efectos del alcohol, pero ha negado que lo hiciese al doble de la velocidad permitida como estima la Guardia Civil, y ha achacado la colisión a un despiste por mirar el móvil de su acompañante.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:56

El acusado de provocar un accidente en julio de 2020 en Santander en el que murieron dos jóvenes ha reconocido este martes que conducía bajo los efectos del alcohol, pero ha negado que lo hiciese al doble de la velocidad permitida como estima la Guardia Civil, y ha achacado la colisión a un despiste por mirar el móvil de su acompañante.

Su relato de los hechos en el primer día del juicio que se sigue contra él en la Audiencia de Cantabria no lo ha confirmado la joven que le acompañaba, que no vio cómo conducía ni el accidente porque "justo en ese momento estaba enviando" un mensaje de móvil. "Iba totalmente ajena a mi alrededor", ha explicado.

La declaración del acusado no ha coincidido tampoco con lo manifestado por los testigos presenciales que han declarado que vieron su coche bajar a "gran velocidad", según casi todos ellos a más de 110 kilómetros por hora en una zona limitada a 50, camino de la rotonda, donde impactó con el vehículo en el que viajaban las dos chicas, que resultaron heridas graves y fallecieron en los días siguientes.

"Lo estoy pasando muy mal. Es el peor momento de mi vida y siento todo el daño que he hecho". Así ha concluido su declaración el acusado, que se enfrenta a una petición de pena del fiscal de seis años de prisión por dos delitos de homicidio por imprudencia grave e indemnizaciones para los familiares de las dos mujeres que superan los 435.000 euros, que en su mayor parte ya ha sido abonada por su aseguradora.

Antes, ha explicado que el accidente ocurrió después de que estuviese comiendo con vino y tomase una copa con la joven que le acompañaba y ha negado que condujese el vehículo, que estaba modificado para aumentar su rendimiento, a más del doble del límite de velocidad hacia la rotonda, donde el atestado de la Guardia Civil estima que la colisión se produjo a cerca de 80 kilómetros por hora.

"Iría a unos 70 kilómetros, aunque no puedo concretar. Creo que no iba a la velocidad que dice la Guardia Civil", ha valorado el acusado, quien ha explicado que cuando llegó a la rotonda iba mirando el teléfono móvil de su acompañante y cuando levantó la vista frenó e intentó esquivar el otro vehículo, sin conseguirlo. "No me dio tiempo a reaccionar", ha apostillado.

Los testigos que vieron el accidente no han respaldado el relato del acusado, que, según el primero de los testigos que llegó a la altura del coche en el que viajaban las dos jóvenes tras el impacto, bajaba en su coche "despendolado".

"Yo lo que recuerdo es el ruido del motor y el chirrido de las ruedas", ha señalado, y ha recordado que lo siguiente que vio fue el impacto y el coche rojo de las dos jóvenes "salir volando", antes de presenciar, cuando acudió a asistirlas, un "espectáculo dantesco".

El juicio en la sección primera de la Audiencia de Cantabria continuará este miércoles a partir de las 9:30 horas con las pruebas periciales.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Reproducir
Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Escuchar