14 de abril, una fecha estratégica para unas elecciones

La posible fecha para un adelanto electoral podría tener una intención estratégica por parte de Pedro Sánchez más allá de la presión a los independentistas

14 de abril, una fecha estratégica para unas elecciones

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 22:16

Esta mañana, fuentes del ejecutivo han filtrado la posibilidad de que el Ejecutivo haya designado el próximo 14 de abril para un adelanto electoral, una maniobra que, de materializarse, es un método de presión dirigido tanto a ERC como al PdeCAT, a dos días de la votación a los Presupuestos Generales del Estado. Por parte del gobierno de la Generalitat su portavoz, Elsa Artadi, ha criticado la maniobra y puede que la situación se materialice como oficial para los comicios generales. En tal caso, ¿por qué ha elegido Pedro Sánchez el 14 de abril para el adelanto de las elecciones?

La primera coincidencia es con la conmemoración del 88 aniversario de la Segunda República, una fecha con fuerte peso para gran parte del electorado potencial del Partido Socialista. Una cita que puede motivar a esos votantes, algunos de ellos todavía inmersos en reclamaciones republicanas. Otra de las coincidencias es con el Domingo de Ramos, una fecha que suele evitarse cada año como día de comicios por la actividad que genera en la sociedad. Fijar las elecciones ese día supondría incentivar el inmovilismo y una posible baja participación de un sector concreto de los votantes menos afines a Sánchez.

Otro dato importante es la diferencia de días y el adelanto con respecto a las elecciones europeas, municipales y regionales, que se celebran el 26 de mayo, casi un mes y medio después. Este distanciamiento entre unas urnas y otras podría obedecer a prolongar lo menos posible el desgaste del fracaso de no aprobar los Presupuestos. En cualquier caso, de ser este el final de las negociaciones para las cuentas, el Ejecutivo tendría que disolver las Cortes Generales el próximo 19 de febrero.

No obstante, fuentes del Ejecutivo han dejado claro que Sánchez y el resto del gabinete están concentrados "en este momento" en la defensa de los presupuestos más allá de las posibles quinielas electorales entre las que también se encuentra el "superdomingo electoral".

Hacer coincidir generales, europeas, municipales y autonómicas cuenta con muchos detractores entre las propias filas socialistas, cuyos barones quieren separar el debate de la política nacional de los asuntos más locales.

De hecho, la 'número dos' del PSOE, Adriana Lastra, ha asegurado que la cúpula socialista no está "barajando ninguna fecha" para ese adelanto electoral, porque no da "nunca una batalla por perdida", tampoco la de los presupuestos.

Pese a ello, Lastra ha admitido que, si los presupuestos generales del Estado no salen adelante este miércoles, la legislatura "se acortará".

Lo más