LEY INDULTOS

Abogado de Puigdemont: si excluyen la rebelión del indulto, iré a Estrasburgo

Jaume Alonso-Cuevillas, abogado del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, ha rechazado hoy en el Congreso fijar por ley un listado de delitos no indultables y ha avanzado que, si se excluye de esa medida de gracia la rebelión y la sedición, traduce la ley y la lleva al Tribunal de Estrasburgo.,"El Estado no debería cerrar las puertas a la posibilidad de hacer política algún día, porque puede haber pronunciamientos de instancias, de tribunales internacionales, q

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 12:45

Jaume Alonso-Cuevillas, abogado del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, ha rechazado hoy en el Congreso fijar por ley un listado de delitos no indultables y ha avanzado que, si se excluye de esa medida de gracia la rebelión y la sedición, traduce la ley y la lleva al Tribunal de Estrasburgo.

"El Estado no debería cerrar las puertas a la posibilidad de hacer política algún día, porque puede haber pronunciamientos de instancias, de tribunales internacionales, que obliguen a los poderes del Estado a tener que hacer política", ha manifestado Cuevillas en la Comisión de Justicia.

Ha comparecido en ella, a propuesta del PdeCAT, en calidad de doctor en Derecho y catedrático de Derecho Procesal de la Universidad de Barcelona para expresar su opinión sobre la reforma de la ley del indulto.

Como los juristas que le ha precedido, ha rechazado fijar un catálogo de delitos que no puedan ser indultados por el Gobierno y ha abogado por mayores controles y transparencia, aunque él ha sido especialmente crítico con la enmienda presentada por el PP para excluir de esa medida de gracia delitos como la rebelión y la sedición.

"Como abogado de algún cliente que le consta que tengo, casi nos haría un favor si modificaran la ley y prohibieran que se indultara la rebelión y la sedición; me faltaría tiempo para traducirlo y presentarlo ante el Tribunal de Estrasburgo", ha apuntado al grupo popular.

Después, a preguntas de los periodistas, ha incidido en la idea de llevar esa eventual reforma a instancias internacionales para denunciar "la falta de neutralidad".

En su opinión, aceptar la enmienda de los populares - a los que "sólo les falta poner nombre y apellidos al contenido", ha dicho- seria "legislar ad hoc", algo que "no es admisible en un Estado de derecho.

Alonso-Cuevillas ha criticado también que para intentar "camuflar" los delitos de rebelión y sedición los populares han propuesto prohibir el indulto para un catálogo muy amplio, en el que "sólo falta introducir el delito de fauna y flora silvestre",

El portavoz del PP, Leopoldo Barreda de los Ríos, ha lamentado su "subjetivismo" respecto a las enmiendas y ha asegurado que sus propuestas son "objetivas", ya que se ha planteado un elenco de exclusiones por la gravedad de las penas.

"Un criterio estrictamente objetivo y no condicionado por ningún planteamiento político", ha garantizado el diputado, quien ha defendido el derecho del legislador a restringir la capacidad del ejecutivo de conceder indultos.

A pesar de este desencuentro, el buen tono ha reinado en una comparecencia que ha suscitado más expectación que el resto.

Alonso-Cuevillas ha señalado que expresaba su opinión como catedrático, intentado fundamentarla en derecho y abstrayéndose del hecho de tener algún cliente "más o menos notorio", y ha llegado a recordar entre sonrisas que hace muchos años llegó a cobrar del grupo popular.

En declaraciones en los pasillos del Congreso y ante la pregunta de si ha aconsejado a Puigdemont regresar a España, se ha limitado a señalar que le recomienda que "aprenda flamenco", ya que no confía "ni en el sistema judicial español ni en el indulto".

En líneas generales, su comparecencia ha seguido la línea de los juristas que acudieron ayer a la Comisión de Justicia, rechazando restricciones al indulto porque la clave, en opinión de Cuevillas, es la transparencia.

Ciudadanos, que ha propuesto que no se puedan indultar delitos de terrorismo, ha cuestionado que establecer excepciones sea desnaturalizar el indulto y su portavoz, Marcial Gómez, que ha reconocido el "rigor" de una comparecencia que le suscitaba dudas, ha considerado que podría incluso aportar esa necesaria transparencia, además de seguridad jurídica.

Cuevillas le ha recordado que en ninguna democracia se discute que la regla general es que los tribunales aplican las leyes y que el indulto es un instrumento excepcional y político y ha instado a tener "confianza en el Gobierno" de turno, aunque sea "difícil".

Lo más