Boletín

ELECCIONES MUNICIPALES (Crónica)

Cañada Rosal, el pueblo "alemán" de Sevilla que sólo vota al PSOE

En la primavera de 1766 llegó a la Corte española una petición de un coronel alemán llamado Johann Kaspar Thürriegel, que ofrecía 6.000 compatriotas y de países vecinos para poblar de europeos las tierras descubiertas en América, y aunque parezca casualidad, supuso el origen de muchos pueblos andaluces.,La petición de Kaspar Thürriegel la convirtió el Reino de España en una contrapropuesta, que esos 6.000 colonos levantasen núcleos de pob

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:59

Fermín Cabanillas.

En la primavera de 1766 llegó a la Corte española una petición de un coronel alemán llamado Johann Kaspar Thürriegel, que ofrecía 6.000 compatriotas y de países vecinos para poblar de europeos las tierras descubiertas en América, y aunque parezca casualidad, supuso el origen de muchos pueblos andaluces.

La petición de Kaspar Thürriegel la convirtió el Reino de España en una contrapropuesta, que esos 6.000 colonos levantasen núcleos de población en la zona desértica que se extendía a lo largo del camino real que unía la Corte con Sevilla y Cádiz, y entre los pueblos que nacieron se encuentra Cañada Rosal.

A día de hoy, forma parte de las Nuevas Poblaciones, las ciudades y pueblos fundados de nueva planta, resultado de una política de colonización interior llevada a cabo con varios objetivos, entre los que se encontraba el de suprimir los fuertes desequilibrios territoriales y mejorar el aprovechamiento de los recursos.

Ahora, 253 años después, un gran porcentaje de apellidos alemanes pueblan sus calles, y ayer llenaron las urnas para darle su apoyo casi al cien por cien a la lista del PSOE.

Este municipio sevillano es uno de los pocos de España donde un solo partido político copa todas las concejalías, dato que en Sevilla se da además en El Palmar de Troya y Las Navas de la Concepción, y cuyo alcalde, Rodrigo Rodríguez Hans, atribuye a un buen trabajo realizado en un mandato en el que él tomó la vara de regidor cuando, a los seis meses de constituirse, el entonces alcalde accedió a un puesto de responsabilidad en la Junta de Andalucía.

Rodríguez Hans, cuyo segundo apellido atestigua la historia de la presencia alemana en los orígenes del pueblo, preside un ayuntamiento cuyos vecinos comparten los apellidos de Rodríguez o Márquez con Hebles o Duvison, algo que se ve totalmente normal en esta localidad, que la pasada semana despedía a un grupo de chicos estudiantes alemanes que han pasado unos días entre sus vecinos, además de conocer Córdoba, Sevilla y Granada, entre otros puntos de Andalucía.

El propio alcalde habla un alemán fluido, gracias los acercamientos de sus vecinos con el país centroeuropeo (y viceversa), en un pueblo de unos 3.300 habitantes donde el 93,58 % de los votos han ido para el PSOE (1.812), mientras que el PP, la única lista que se presentaba además de la socialista, se ha quedado con el 2,08 %, que le han dado 36 vecinos.

No es una situación rara para el PSOE local, que ya en el último mandato copó los once concejales del Ayuntamiento, igual que sucederá en los próximos cuatro años.

Aparte del trabajo que hemos hecho, el PP presentó una lista por presentarse, sin gente del pueblo, de modo que era muy difícil que la gente les apoyase, explica el alcalde a Efe, que señala que tal es la vinculación de su pueblo con Europa en todos los sentidos que su ayuntamiento fue el primero de España en ser socio de la Cámara de Comercio alemana.

Con todo ello, Cañada Rosal es un municipio peculiar, donde el alcalde, además, pone en su programa electoral sólo las cosas que sé que se pueden cumplir, porque les presentamos a los vecinos una idea realista, sobre todo con el mayor reto de intentar que las personas con formación, los jóvenes, tengan la posibilidad de revertir su capacidad en el pueblo.

El pueblo tiene una baja tasa de desempleo, con la espinita de que los jóvenes no tengan que irse, y el alcalde añade que no queremos grandes inversiones, sino mejorar servicios de alumbrado público, jardinería, limpieza, cosas básicas que sabemos que hemos tenido carencias.

Un parque periurbano, un tanatorio o la depuradora de aguas residuales son otras de las ideas de este alcalde para los próximos cuatro años, con un ayuntamiento en el que, mire a donde mire, sólo verá concejales de su partido.