Los bolsistas hacen caja en algunos de los grandes valores

El índice Ibex 35 ha bajado un 0,27 por ciento hasta 8.823 puntos

Bolsa de Madrid

 Bolsa de Madrid (EFE)

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:25

No ha sido posible. Las Bolsas no han conseguido firmar su cuarta sesión alcista consecutiva. Lo han intentado, eso si, durante buena parte del día, pero los inversores no se lo han pensado dos veces y han aprovechado la jornada par ir retirando beneficios selectiva y progresivamente.  Hacer caja, en estos tiempos difíciles, es una tentación demasiado grande, incluso para los más optimistas.

Pero tampoco se ha producido una caída importante. El índice Ibex 35 ha bajado un 0,27 por ciento hasta 8.823 puntos. El algunos momentos ha llegado a rozar los 8.900. Han subido valores como Inditex, Repsol, BBVA o las empresas acereras. Pero han restado muchos puntos al Ibex las caídas de Telefónica y las eléctricas. Los inversores han penalizado hoy a Telefónica ante las noticias de que la empresa está siendo investigada en Costa Rica por un presunto fraude fiscal.   También ha cerrado en negativo una nutrido grupo de valores del sector bancario, encabezados por Bankia y Bankinter.  Parece que el dinero ha salido de los valores más defensivos para buscar oportunidades en otros títulos más “revoltosos”.

Muchos bolsistas han aplicado hoy aquella vieja máxima bursátil que aconseja comprar con el rumor o la posibilidad de una noticia y vender con su confirmación. Los mercados han descontado en los últimos días un avance en las conversaciones comerciales entre China y Estados Unidos. Parece que así ha sido, que se han encontrado algunos puntos de acuerdo satisfactorio para ambas partes en áreas determinadas.

Mientras tanto, siguen publicándose peores indicadores económicos casi en medio mundo. En China han bajado las ventas de coches por primera vez en veinte años. Las ventas de automóviles se han reducido un 6 por ciento el año pasado, hasta 22,7 millones de unidades.  Por su parte, el Banco de Canadá ha rebajado sus previsiones de crecimiento económico, desde e 2,1 al 1,7 por ciento en este ejercicio. Los analistas han tomado nota del dato, ya que la economía canadiense suele ir de la mano con la de Estados Unidos.

Pero también se han conocido algunos datos macroecnómicos tranquilizadores. Por ejemplo, que la tasa de paro de la zona euro ha mejorado dos décimas, hasta el 7,9 por ciento, que es su mejor registro desde octubre del año 2008.

El otro gran foto de interés para los mercados se encuentra en el Brexit. Hoy han comenzado los debates parlamentarios en el Reino Unido sobre los términos de la salida de su Unión Europea. La votación se realizará el día 15. Los mercados temen como a un nublado la posibilidad de un Brexit caótico. Es una vía que no beneficia a nadie. Es más probable que se retrase el proceso o que se convoque un nuevo referéndum o que las grandes mentes pensantes del Reino Unido y la Unión Europea se estrujen las neuronas para  buscar otras salidas. Todo menos la opción de que la economía británica y la europea se inmolen sin sentido.  
En los demás mercados, la libra esterlina ha subido ligeramente hasta 1,2750 dólares. El euro también gana fuerza, se cambia por encima de 1,15 dólares. El petróleo sube, roza los 60 dólares por barril. Ha subido siete dólares desde finales del pasado año. Los inventarios de crudo de la Agencia Internacional de la Energía se han reducido en la última semana en 1,7 millones de barriles.

Etiquetas

Lo más