La Bolsa pierde los 10.000 puntos lastrada por Telefónica

El índice Ibex 35 ha cerrado en 9.931 puntos, con baja de un 1,51 por ciento

Vídeo

 

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:09

El índice Ibex 35 ha cerrado en 9.931 puntos, con baja de un 1,51 por ciento. Ayer tocó en algunos momentos los 10.100. Los inversores han pasado por caja para retirar parte de los beneficios acumulados en las últimas semanas. Los analistas aseguran que el nivel redondo de los 10.000 puntos no tiene importancia técnica. Es una de esas referencias llamadas “psicológicas”. Pero nadie duda a estas alturas de que la “psicología” tiene mucho que ver en el día a día de la marcha de los mercados de valores.

Hoy la Bolsa ha dado un paso atrás, pero el fondo del mercado sigue siendo bueno. Al menos en apariencia. Los inversores creen que  el brote epidémico del coronavirus no tardará en alcanzar su punto de inflexión. Además, se espera que  China introduzca nuevas medidas de estímulo para aliviar cuanto antes los efectos de la epidemia. Pekín ha recortado su tipo de interés para préstamos a uno y cinco años, hasta el 4,05 y el 4,75 por ciento, respectivamente. Hace unos días redujo el tipo a doce meses en un 0,10 por ciento, hasta el 3,15 por ciento.
En la zona euro, el índice que mide la confianza del consumidor ha pasado de una lectura de menos 8,1 a menos 6,6. Es un dato mejor de lo que se esperaba.

Dentro de casa, la CEOE ha rebajado una décima sus estimaciones de crecimiento económico para España. Espera un 1,5 por ciento en este año y un 1,4 en el próximo. La patronal cree que la actividad económica se verá penalizada por el debilitamiento de la demanda interna y por el aumento de los costes laborales  fiscales. Espera que se ralentice la creación de empleo, aunque la tasa de paro terminará el año que viene en torno a 13 por ciento. La CEOE teme que el déficit público supere el 2 por ciento, frente a la previsión del Gobierno del 1,8 por ciento.  Hoy se ha conocido que el déficit comercial de España se redujo un 5,5 por ciento al cierre del pasado ejercicio. Se situó en 31.980 millones de euros.
En los patios de operaciones hoy todos los ojos se han dirigido a Telefónica y Repsol. Ambos se han convertido en los centros de interés de los mercados. Ambos valores ponderan suman una ponderación del 10 por ciento en el índice Ibex 35. Telefónica ha bajado un 3,8 por ciento, hasta 6,29 euros por  acción. El único consuelo es que ha cerrado lejos de mínimos “intradía”, ya que ha llegado caer más de un 5 por ciento en los peores momentos. Los resultados de la operadora han decepcionado. Su beneficio se redujo un 65,7 por ciento en el pasado ejercicio, hasta 1.142 millones de euros. Este deterioro se debe a las provisiones para el programa de bajas voluntarias, a la reorganización de sus operaciones en Méjico y al deterioro de su fondo de comercio en Argentina. Sin contabilizar cargos extraordinarios, el beneficio ha crecido cerca de un 2 por ciento. Telefónica ha reducido su deuda un 8 por ciento, hasta 37.744 millones de euros. La empresa mantiene el dividendo para 2019 y 2020 en 0,40 euros brutos por acción.
Han bajado ligeramente las acciones de Repsol. La petrolera perdió 3.816 millones de euros el año pasado, tras el ajuste por 4.850 millones por la depreciación de numerosos activos. Sin contabilizar estas partidas, la petrolera ganó 2.042 millones de euros el año pasado, lo que supone un descenso del 13 por ciento respecto al ejercicio anterior. Repsol amortizará un 5 por ciento de su capital.
En los demás mercados, el petróleo ha subido hoy más de un 1 por ciento. Supera con holgura los 59 dólares por barril. Han aumentado las reservas de crudo de la AIE y se han reducido las de productos destilados.  En el de deuda, se ha reducido la prima de riesgo hasta 67 puntos. Superaba los 100 puntos en junio de 2018.

El Tesoro ha vuelto hoy al mercado con una subasta de bonos a 5 años y obligaciones a diez. Ha ingresado 4.552 millones de euros. Quería captar hasta 5.000 millones. La demanda ha superado hoy los 8.000 millones. Los bonos a cinco años ofrecen una rentabilidad negativa (el Tesoro cobra al inversores que colocan su dinero en estos títulos)  del 0,205 por ciento. Las obligaciones con vencimiento a diez años rinden un 0,241 por ciento. Su rentabilidad ha bajado desde el 0,35 de la subasta anterior.  Con la subasta de hoy la tesorería pública cierra su calendario de emisiones de febrero. El martes colocó 1.268 millones de euros en letras a 3 y 9 meses. En ambos casos con rentabilidades más negativas que en la subasta anterior.

Etiquetas

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo2

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Reproducir

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Escuchar