COPE

La guerra del SMI: ¿quién gana y quién pierde tras aprobar su subida?

La semana pasada, Gobierno y sindicatos aprobaron una subida de 15 euros del SMI sin contar con los empresarios

La guerra del SMI: ¿quién gana y quién pierde tras aprobar su subida?

EFE/Eloy Alonso

Patricia Blázquez Serna

Redactor de COPE.es

Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 22 sep 2021

El Salario Mínimo Interprofesional estuvo completamente paralizado durante meses. Desde antes de que la pandemia irrumpiera en España, la cifra había permanecido congelada en los 950 euros. Con la iniciativa de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, al frente, el ala del Gobierno conformada por Unidas Podemos ya puso sobre la mesa su clara intención de descongelar esta cifra. Para varios miembros del Ejecutivo era una premisa precipitada y optaron por esperar a que se consolidara por completo la recuperación económica tras la pandemia. Díaz, sin embargo, obviando las recomendaciones de sus socios de Gobierno, insistió en su plan y se 'enfrentó' al Ejecutivo. En una lucha con la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, Díaz se impuso y sin contar con los empresarios, aprobó una subida.

Se prevé que la orden se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en los próximos días y al parecer, tanto el Gobierno como los sindicatos han mostrado su satisfacción con la subida aprobada la semana pasada. Todo apunta a que no todo el mundo ha conseguido sus objetivos pero tampoco han perdido tanto como esperaban.

Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno tenía la última palabra sobre este acuerdo. La subida del SMI depende de forma exclusiva del Gobierno de España y por ende, de Pedro Sánchez. Se trata de un trámite que puede saltarse su paso por el Congreso de los Diputados.

No obstante, la decisión de Sánchez tiene que quedar sin lugar a dudas marcada por la contradicción: hace unos meses, el líder del Ejecutivo apostó por esperar para favorecer la recuperación económica. Posteriormente, sin embargo, se atribuyó la papeleta de incrementar el salario de forma "inminente".

Nadia Calviño

Ha sido siempre el mayor obstáculo al que tuvo que enfrentarse Yolanda Díaz para poder llevar a cabo esta subida. Fue la principal defensora de que esta cifra permaneciera congelada en los 950 euros, al menos, durante el año 2021 a la espera de ver cómo se consolidaba la recuperación tras la pandemia.

No lo ha hecho una ni dos veces. La ministra de Asuntos Económicos nunca ha dudado en enfrentarse a Yolanda Díaz para evitar este cambio. No obstante, la vicepresidente segunda del Gobierno ha terminado cediendo poco a poco ante la insistencia de Díaz hasta llegar al punto de aceptar este nuevo cambio. Eso sí, pudiendo que su aplicación fuera desde octubre y no desde septiembre. Una batalla en la que se han enfrascado ambas ministras que ha terminado con la victoria de Díaz.

Yolanda Díaz

Al otro lado del 'campo de batalla' y frente a Nadia Calviño, podemos encontrar a Yolanda Díaz. La ministra de Podemos, que desde su llegada a la cúpula del Gobierno tuvo muy claro que iba a batallar por cumplir con las propuestas de su partido. Y lo ha conseguido, aunque no con los resultados que ella misma esperaba: no ha coseguido que crezca hasta septiembre ni que compense el efecto de la subida de los precios.

Comisiones Obreras y UGT

Los sindicatos son quienes celebran con orgullo esta subida. Contra todo pronóstico, especialmente contra los suyos, el SMI subirá durante el año 2021. Lamentablemente, no lo hará como ellos querían y se han visto obligados a ceder para que la subida pudiera ellgar a término.

Al principio querían un aumento mínimo de unos 30 euros. No obstante, y tras varias reuniones con el Gobierno, aceptaron que pudiera ser un aumento de 15 euros durante los años 2022. En cualquier caso, todavía no tienen una cuantía concreta sobre la mesa.

Los empresarios

La subida del SMI se pactó sin contar con su opinión. De hecho, a priori parecen ser la CEOE y Cepyme los mayores perjudicados por esta subida del salario mínimo. Ya en primer lugar, han sido los 'perdedores' de la negociación después de que ni el Gobierno ni los sindicatos hayan contado con ellos para pactar esta subida, quienes desde el principio defendieron que una subida podría afectar al sector.

Algo que, a largo plazo, sí podría beneficiar al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, quienes solo tendrán que sentarse a negociar la subida del SMI para el año 2020 además de la derogación de la reforma laboral.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Mañana Fin de Semana

Con Antonio Herraiz

Reproducir
Directo La Mañana Fin de Semana

La Mañana Fin de Semana

Con Antonio Herraiz

Escuchar