Boletín

La fragilidad del gobierno italiano hace tambalearse a la Bolsa de Milán... y a la de Madrid

Los mercados han puesto mala cara hoy ante la inestabilidad política que vive Italia y ante la creciente posibilidad de  nuevas elecciones 

La fragilidad del gobierno italiano hace tambalearse a la Bolsa de Milán... y a la de Madrid

 

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:07

Los mercados han puesto mala cara hoy ante la inestabilidad política que vive Italia y ante la creciente posibilidad de haya nuevas elecciones en aquél país. La coalición de gobierno italiana está resquebrajándose, lo que ha debilitado a Bolsa de Milán, que ha sido hoy la peor de Europa con diferencia. Han sufrido sobre todo a las acciones bancarias. Su debilidad se ha contagiado a los bancos españoles, que han evolucionado claramente a peor a lo largo de la sesión bursátil de hoy. 


Además, las entidades financieras se han resentido por las mayores posibilidades de que el Banco Central Europeo “toque” la facilidad de depósito, que es la tasa que tienen que pagar las entidades financieras que aparcan sus excesos de liquidez en el BCE. Puede profundizar en terreno negativo, puede pasar del 0,4 al 0,5 por ciento. Además, no se descarta tampoco -si la situación económica se complica- un recorte  en el precio del dinero. Se encuentra en el cero por ciento, por lo que supondría colocar el tipo de interés de referencia en negativo. 

Con este panorama, el Banco Santander, por ejemplo, ha cerrado justo en los 4 euros, mientas BBVA se aleja de los cinco. Muy castigados también hoy  Caixabank, Sabadell y Bankia. Con este lastre, el índice Ibex 35 ha bajado un 0,6 por ciento, hasta 9.170 putnos. En el conjunto de la semana ha perdido un 1,3 por ciento.  


En los demás mercados, la prima de riesgo de Italia se ha disparado más de un 3 por ciento,  hasta 195 puntos, ante el temor a que el país tenga que ir a las urnas antes de lo previsto debido a la fragilidad  de la coalición de gobierno. Algún bolsista ha recordado lo de las barbas del vecino, a pesar de que hoy la prima de reisgo de España ha mejorado sustancialmente hasta 70 puntos básicos. Parece que los mercados creen que aquí son menores las probabilidades de nuevas elecciones


El oro ha alcanzado su precio más alto en seis años, roza ya los 1.450 dólares por onza, tras subir un 6 por ciento largo en lo que va de mes. Los inversores apuestan por el vil metal ante la proximidad de rebajas en el precio del dinero en Estados Unidos y Europa y ante el temor a un mayor enfriamiento de la economía mundial. La propia canciller alemana, Angela Merkel, ha constatado que la economía de su país atraviesa una etapa difícil, con un crecimiento muy lento. 


Como guinda, en los mercados siguen vivas las  dudas sobre la evolución de las negociaciones comerciales entre las dos mayores potencias económicas del mundo, después de que el presidente de Estados Unidos haya amenazado a China con nuevos aranceles. Siguen vivas las incertidumbres, pero hoy los inversores norteamericanos han pasado de puntillas sobre ellas. La Bolsa de Nueva York, según algunos analistas, podría volver pronto a los máximos históricos que marcó este mismo lunes. Los más animosos consideran incluso que el índice Dow Jones podría irse a buscar la cota de los 28.000 puntos en cuestión de pocos meses. Esta tarde se mueve en los 27.250 y se codea de nuevo con niveles récord.  


La Reserva Federal Federal de Estados Unidos, que se reúne el día 31, podría rebajar el  precio del dinero entre un cuarto de punto y medio punto. Casi nadie a estas alturas espera que haya sorpresas y que la Reserva retrase el recorte de tipos hasta septiembre. Un miembro de Fed dejó ayer bastante clara su postura de que hay que anticiparse ntomar medidas antes de que se produzca un desastre económico. Blanco y en botella. El presidente Trump ha vuelto apresionar a la Reserva al señalar que los tipos de interés en EEUU son mucho más altos que en otros países y que deberían bajar.   

Los analistas recuerdan que cuando la curva de tipos de interés permanece invertida (los tipos a corto son más altos que a largo) durante más de tres meses en Estados Unidos, crecen las probabilidades de que se produzca una recesión a la vuelta de un año o año y medio. 


En los demás mercados, el petróleo ha llegado a tocar hoy los 63 dólares por cada barril de crudo tipo Brent del Mar del Norte, el que se utiliza como referencia en Europa. Pero ha cerrado más abajo. El derribo de un dron iraní en el estrecho de Ormuz, ha elevado un poco más la tensión prebélica en el golfo Pérsico. Las autoridades de Teherán han amenazado en varias ocasiones con bloquear el estrecho, que es una   ruta vital para  conectar a los países productores de Oriente Próximo con el resto del mundo. 

A pesar de la mayor crispación geoplítica, la Agencia Internacional de la Energía no cree que la subida de precios se vaya a mantener demasiado en el tiempo,  debido a que  el enfriamiento de la actividad económica a nivel mundial mantiene a raya la demanda de crudo y de carburantes.  También los expertos de Barclays, a pesar de esta mayor tensión actual, han rebajado sus estimaciones para el precio del petróleo tanto en la segunda mitad del año en curso como en el próximo ejercicio.

Lo más