• Lunes, 22 de abril 2024
  • ABC

COPE

Noticias

Una española va a la peluquería en Estados Unidos, le piden 500 euros y alucina con el resultado: "Me dijeron"

La visita a una peluquería americana de una española afincada en el país, no fue todo lo bien que pensaba...

Peluquería, archivo

Alamy

María Bandera
@Mgbandera

Redactora jefe y directora de COPE Cool

Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:42

Valorar lo que tenemos en España nunca está de más. Y no hablamos solo de precios competitivos y para todos los bolsillos, también de buenos profesionales.

Un buen ejemplo son las peluquerías. Las tarifas de estos centros pueden variar en buena medida entre diferentes países y por diferentes motivos. Entre ellos el coste de la vida.

A estos salones precisamente se refiere una española, ingeniera de Telecomunicaciones que vive en Estados Unidos, conocida en Instagram como ingenieradeviajes que explica por qué no va a la peluquería en este país y relata lo 'dramático' de lo que sucedió la última vez que pasó por una.

"Me cobraban 500 dólares"

Como ya había tenido 'malas experiencias' con las peluquerías en Estados Unidos, lo primero que hizo fue un "trabajo de investigación" para encontrar la mejor de su zona. "Encontré una que en Google tenía cinco estrellas y muchísimos comentarios, todos buenísimos".

Así que esta española descolgó el teléfono para preguntar por los precios y evitar sorpresas desagradables a la hora de pagar. "Me dijeron que por un tinte para tapar las canas y unas mechas para aclarar un poco el pelo me cobraban 500 dólares -unos 460 euros-".

Bueno, pues ante esta situación, esta española decidió poner las mechas en suspenso hasta su próximo viaje a España y pidió cita centrándose en el tinte al pelo, que "sí que era urgente" por las canas que tenía.

Peluquería, archivo

Alamy



"Seguía teniendo canas"

Llegó el día y una vez le dieron el tinte, le lavaron el pelo y le cortaron las puntas, decidió ponerse sus gafa. Cual no sería su sorpresa al ver el resultado final. "Seguía teniendo canas" en una parte del pelo. "Me dijeron que eso se les había pasado y que no se dieron cuenta hasta que no la peinaron".

Pero la rocambolesca situación no terminó ahí. Además la cobraron y bien. "Lo que más me duele es que me haya costado 190 dólares, -unos 175 euros".

Así que como colofón a la historia no tuvo más remedio que teñirse cuando vino a España. "Me echaron el tinte, las mechas y me dejaron el pelo así de bonito por solo 70 euros", explica mientras lo enseña a cámara.


Al igual que sucede en otros países, las tarifas de las peluquerías pueden variar en Estados Unidos dependiendo de su ubicación, la reputación o los servicios ofrecidos.

A nadie se le escapa también que en este país el coste de la vida es más alto en comparación con muchos otros, lo que puede verse reflejado en los precios de sus servicios.

El alquiler de locales, suministros, impuestos y seguros, puede influir en el precio final, así como el hecho de que en algunos estados, los estilistas deben de sacarse unas licencias específicas lo que podría incrementar los costes y por tanto el precio a los clientes.

Imagen de archivo



Condiciones higiénicas

Lo que sí que está claro es que sea cual sea la peluquería que elijamos, es importante asegurarnos de que cuente con las debidas medidas de seguridad. El año pasado por ejemplo, la Academia Española de Dermatología y Venereología advertía sobre un aumento de casos de infecciones en la cabeza por hongos, conocida como “tiña del cuero cabelludo”, principalmente en adolescentes que acuden con frecuencia a las peluquerías para cortes de pelo mediante degradado o rasurado, algo que podía precisamente apuntar a que la vía de contagio podrían ser las maquinillas de afeitar, por no estar bien desinfectadas.

La manifestación clínica de esta tiña cursa como una alopecia repentina, junto con picor o descamación, así como una inflamación en la zona y en ocasiones, supuración, dolor y fiebre.

Una enfermedad catalogada como “altamente contagiosa” y que afecta, habitualmente, a niños de 6 meses a 12 años de edad, con ligero predominio en hombres.

Mejora el ánimo

Ir a la peluquería no es una cuestión baladí. Y es que "mejora el ánimo", según un estudio de Alianza Empresarial por la Bajada del IVA al 10% a la Imagen Personal junto a Salón Look, en Ifema Madrid. Estas visitas hacen "más feliz y mejoran el estado de ánimo" al 82,9% de la población.

Una satisfacción que demuestra la frecuencia con la que los clientes acudimos a estos establecimientos. La media general del lapso entre visita y visita al salón es de un mes (30,1 días) si bien, hasta un 26,3% de los clientes visitan una vez a la semana o cada dos semanas el salón de peluquería o estética.

TE PUEDE INTERESAR: AQUEL DESTROZO EN LA PELUQUERÍA- LA HORA DE LOS FÓSFOROS DE CARLOS HERRERA


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2