Dos de cada tres pensionistas creen que su pensión es regular o mala y la mayoría apoya su actualización anual

Dos de cada tres pensionistas creen que su pensión es regular o mala y la mayoría apoya su actualización anual

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:56

Aunque hay preocupación por las pensiones del futuro, el 60% de los mayores no reduciría su pensión para garantizar las de los jóvenes

Dos de cada tres pensionistas españoles, en concreto el 65%, piensa que su pensión es "regular, mala o muy mala" y el 35% la considera "buena o muy buena", según la IV Encuesta sobre Jubilación y Hábitos de Ahorro de los españoles elaborada por el Instituto BBVA de Pensiones.

La encuesta, presentada hoy en rueda de prensa por el director del Instituto, Luis Vadillo, y la profesora Elisa Chuliá, se ha realizado a partir de 3.000 entrevistas a personas de 60 años o más, es decir, que o bien están ya cobrando una pensión o a las puertas de hacerlo.

Este estudio pone de manifiesto que la pensión de jubilación es la que genera entre los pensionistas un mayor grado de satisfacción, ya que sólo el 22% la considera mala o muy mala, frente al 38% en el caso de la pensión de viudedad y el 39% en la pensión de invalidez.

Estos porcentajes están lejos de los pensionistas no contributivos, donde el 77% piensa que su pensión es mala o muy mala.

A tenor de todos estos datos, Chuliá ha señalado que los resultados de esta encuesta no reflejan que las pensiones en España no sean dignas, tal y como denunciaban las últimas manifestaciones de plataformas de mayores y pensionistas.

Es más, en opinión de Chuliá, muchos pensionistas igual ya no hablarían de pensiones indignas si fueran conscientes del coste que supondrá para las generaciones futuras revalorizar las pensiones con el IPC y, sobre todo, si supieran que, de media, cada pensionista percibe un 44% más de lo cotizado en su vida laboral (una carrera laboral de 40 años financiaría 12 años de pensión, todo lo que pase de 12 años se financia con las cotizaciones de otros).

"Convendría que la población supiera que está recibiendo más de lo que aportó. Esa es la realidad", ha subrayado Chuliá, que ha señalado que, sin embargo, la encuesta refleja que el 43% de los mayores de 60 años piensan que recibirán menos de lo cotizado.

APOYO MASIVO A LA REVALORIZACIÓN

Con independencia de la cuantía de la pensión, prácticamente nueve de cada diez entrevistados opina que el Gobierno de turno debe revalorizar las pensiones todos los años para que no pierdan poder adquisitivo y sólo el 9% aceptaría que no se actualizaran si la Seguridad Social presenta déficit.

Un 87% de los mayores de 60 años están preocupados por las pensiones de las generaciones más jóvenes, un dato que, según Chuliá, tiene sentido porque los entrevistados tienen una media de 2,5 hijos. Ahora bien, pese a esta preocupación, el 60% no aceptaría reducir su pensión un 10% para garantizar las pensiones futuras.

Tres de cada cuatro pensionistas de jubilación no supieron poco antes de retirarse del mercado laboral a cuánto iba a ascender su pensión, un desconocimiento que, para los autores del informe, sugiere o bien falta de educación financiera o una confianza y tranquilidad generalizada en el sistema como mecanismo de sustitución de rentas.

No obstante, Chuliá ha advertido de que esta confianza en el sistema "se está debilitando". Tanto Chuliá como el director del Instituto BBVA de Pensiones, Luis Vadillo, consideran que la población debería estar mejor informada sobre cuál será su pensión en el futuro.

Por ello, se han mostrado partidarios de enviar a los ciudadanos los llamados 'sobres naranjas', una iniciativa que se anunció desde el Gobierno del PP y que no se llevó finalmente a cabo.

Lo más