COPE

La compra online, una tendencia que ha llegado a España para quedarse

En lo que llevamos de 2021 se han entregado cerca de 90 millones de envíos, lo que equivale a 2.250.000 entregas diarias

La compra online, una tendencia que ha llegado a España para quedarse
Marta Ruiz
@MartaRuizBlaz

Jefa de Economía

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18 feb 2021

Durante el confinamiento nos vimos obligados a tirar del comercio electrónico para cubrir nuestras necesidades básicas de consumo, pero el crecimiento de la compra online no se ha detenido. En lo que llevamos de año se han repartido cerca de 90 millones de paquetes, según confirma a COPE Francisco Aranda, presidente de UNO, la patronal de logística y transporte. De hecho, 2020 cerró con 646 millones de envíos, casi 100 millones más que el año anterior. Sólo entre fechas como el Blackfriday y el día de Reyes llegaron a entregarse hasta cuatro millones de paquetes diarios. Ahora estamos en una media de unos 2,25 millones.

Estas cifras, cuanto menos, nos ayudan a entender un fenómeno que, según los expertos, ha llegado para quedarse, aunque se dejen atrás picos como los que se dieron durante el confinamiento. “El consumidor se ha quitado la venda, ha aumentado su nivel de confianza, ha visto que a través del comercio online puede comprar muchas más categorías, no sólo libros y tickets... En definitiva, se ha perdido el miedo y eso hará que sigan comprando por ese canal una vez pasada la pandemia”, asegura Nuria Puente, directora del Máster en Comercio Electrónico de UNIR.

¿Cuál es la presencia del comercio electrónico en España? Ahora mismo tenemos 22,5 millones de compradores online. Eso es el 72% de la población internauta de entre 16 y 70 años, según cifras de IAB, la asociación que representa al sector de la comunicación, publicidad y márketing digital.

¿Y cuánto ha crecido este fenómeno? Un 36% en 2020, según varios estudios de mercado. De hecho, España fue el tercer país del mundo en el que más ha crecido el comercio electrónico detrás de Argentina, con un 79% y Singapur con un 71%. ¿Por qué? Por tres razones que apunta la profesora Puente: “Primero por el impulso del confinamiento. Segundo por la propia naturaleza de la sociedad española que le gusta ir de compras y no renuncia al consumo. Y tercero, porque no éramos líderes en la compra online en algunas categorías, como el de la alimentación. En ese sentido, no estábamos asentados y teníamos mucho margen de mejora”.

Aun así hay que apuntar que el 69% de los consumidores sigue prefiriendo comprar alimentos en las tiendas físicas, según cifras de Asedas, la patronal de los supermercados. Aún hay reticencias, sobre todo cuando hablamos de alimentos frescos. Pero de lo que no hay duda es que el comercio online o e-commerce ha llegado para quedarse y eso nos está cambiando como consumidores y también nos plantea retos. “Cada vez somos más ansiosos”, nos dice Nuria Puente, directora del Máster en Comercio Electrónico de UNIR. "Hhaces un pedido de comida o de artículos de la farmacia de al lado de casa y lo queremos ya, en cuestión de una o dos horas. Es lo que se conoce como el quick commerce (comercio rápido en inglés)”, añade.

Esta ansiedad por tener el producto en la puerta de casa nos lleva a hacer pedidos, por ejemplo, de una caja de clips y unos cuadernos, que en ocasiones nos pueden llegar incluso en paquetes separados. En este sentido, nos dice nuestra experta, “el consumidor debe valorar la urgencia a la hora de comprar on line y la empresa debe dar la oportunidad de decidir cómo se pueden agrupar esos pedidos o incluso plantear rutas eco para que el paquete sea entregado cuando el repartidor esté por la zona. Todavía queda mucho margen de mejora para avanzar en la sostenibilidad”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo