La Bolsa vuelve a las andadas y pone en riesgo el nivel de los 8.800 puntos

Una recaída provocada por las presiones de la administración Trump para que las empresas estadounidenses no hagan negocio en China

Bolsa de Madrid

Bolsa de Madrid (EFE)

Julio Muñoz

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:49

Los nervios han regresado a la bolsa esta última sesión de la semana después de la importante reacción alcista de ayer. Una recaída provocada por las presiones de la administración Trump para que las empresas estadounidenses no hagan negocio en China como represalia a la suspensión del gigante asiático a las exportaciones de productos agrícolas estadounidenses. 

También ha contribuido a este enfriamiento los desiguales indicadores macroeconómicos. Esta madrugada se ha conocido que el PIB de Japón, aunque sigue desacelerándose, ha crecido un 0,4 por ciento en el segundo trimestre. Por encima de lo esperado. Sin embargo, en China, la inflación sigue disparada. Ha subido al 2,8 por ciento en tasa interanual, su mayor nivel en 17 meses, debido precisamente al encarecimiento de los alimentos. Una situación preocupante. 

A primera hora se han conocido también la balanza comercial en Alemania con unas cifras en línea con las estimaciones, aunque con muestras de una mayor debilidad de las exportaciones que han presionado su déficit. 

En este ambiente, el índice Ibex 35 ha arrancado la sesión con caídas del 0,8 por ciento que vuelven a poner en peligro la referencia de los 8.800 puntos.  

Los bancos se sitúan de nuevo en el punto de mira de los vendedores. Bankia y Sabadell lideran las caídas con recortes del orden del 2 por ciento, mientras que BBVA y Santander registran descensos cercanos al 1,5 por ciento. También Arcelor Mittal ha regresado a las andadas tras el respiro de ayer y se vuelve a dejar un 2 por ciento.  

Meliá Hoteles e Inmobiliaria Colonial son los dos únicos valores en aguantar la sacudida de momento con tímidos avances de entre el 0,1 y el 0,2 por ciento. 

A lo largo de la sesión, los inversores deberán estar atentos además a los datos de producción industrial y PIB en el Reino Unido y a los precios de producción en Estados Unidos. Datos que no deberían variar mucho el actual ritmo bajista de las bolsas a no ser que sean realmente sorprendentes. 

Tranquilidad, por lo demás, en el resto de los mercados financiero. El euro se muestra firme en torno a los 1,12 dólares mientras que la cotización del barril de Brent se consolida a cerca de 57,5 dólares después de la pequeña reacción al alza de ayer

Lo más