COPE

La Bolsa española se convierte en el farolillo rojo de las plazas europeas

El índice Ibex 35 ha cerrado en 8.694 puntos, con baja de un 1,38 por ciento

Día intenso en los mercados financieros

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:50

El inesperado repunte de la inflación en Estados Unidos no ha conseguido desanimar a los inversores. Los grandes indicadores de Wall Street, también la Bolsa de Fráncfort, el índice bursátil mundial MSCI y el Stoxx 600 paneuropeo se encuentran en máximos históricos o muy cerca de ellos. La Bolsa española, por el contrario, hoy se ha batido en retirada y se aleja de los 9.000 puntos. Está muy lejos de sus máximos históricos que alcanzó en 2007, con un registro muy cercano a los 16.000 puntos.

Hoy la Bolsa de casa ha sido la más débil de todas las plazas europeas. El índice Ibex 35 ha cerrado en 8.694 puntos, con baja de un 1,38 por ciento. Los bancos, Repsol, Telefónica, Inditex y las empresas turísticas han lastrado al mercado. En negativo también Siemens Gamesa. Estados Unidos podría imponer aranceles del 70 por ciento a los suministradores españoles de tecnología eólica, a los que acusa de vender por debajo de coste. Esta medida podría afectar a Siemens Gamesa. Por su parte, Berkeley Energía, que ayer perdió más de un 50 por ciento, hoy se ha dejado otro 11 por ciento. La empresa australiana finalmente no ha obtenido permiso para su mina de uranio en la localidad salmantina de Retortillo.

Pese a ese cierre disonante en España, en general hoy los inversores no se han dejado impresionar por el repunte del IPC de EEUU. La tasa anual ha aumentado en junio cuatro décimas, hasta el 5,4 por ciento. Es su nivel más alto de los últimos trece años. Los mercados esperaban una reducción de una o dos décimas, no una subida. La causa se encuentra, en gran parte, en el encarecimiento de los precios del peróleo, la gasolina y los carburantes. Con os precios por las nubes, la Reserva Federal tendrá que volver a revisar sus medidas de estímulo económico. Desde este punto de vista cobra especial relevancia la comparecencia que tiene prevista mañana el presidente de la Fed, Jerome Powell, ante el Congreso estadounidense.

En el ámbito empresarial, JP Morgan ha batido claramente las previsiones de los analistas. Ha ganado 11.900 millones de dólares al cierre del primer semestre, con un crecimiento del 155 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado. El beneficio por acción ha ascendido a 3,78 dólares frente a unas previsiones de 3,21. También Goldman Sachs ha superado las estimaciones de los expertos. Ha reportado un beneficio de 15 dólares por acción, cuando se esperaban poco más de 10.

Dentro de casa, la nueva variante delta de la pandemia ha obligado a los analistas de Funcas a rebajar cuatro décimas sus estimaciones de aumento del PIB de España para el año que viene, hasta el 5,8 por ciento. Para el ejercicio en curso la Fundación de las Cajas de Ahorro pronostica un crecimiento de la economía del 6,3 por ciento, lo que supone mejorar tres décimas su estimación anterior. Funcas valora el progreso de las vacunaciones, la abultada demanda latente y la recuperación de la economía mundial. Por el contrario, pueden lastar la actividad tanto el repunte de la inflación como las nuevas restricciones por la expansión de las nuevas cepas de la Covid-19.

El precio del petróleo se ha suavizado muy ligeramente en la sesión de hoy. El crudo Brent se paga a 75 dólares por barril. La Agencia Internacional de la Energía teme que el mercado se crispe significativamente si no se alcanza un acuerdo entre la OPEP y sus socios para elevar la producción a partir de agosto. Los países de este cartel y Rusia podrían entrar en una batalla para aumentar sus respectivas cuotas. Para intentarlo, al menos. La situación del mecado petrolero, por tanto, está creciendo en inestabidad y puede ofrecer gran volatilidad de precios en las próximas semanas.

El Tesoro ha captado 1.800 millones de euros en la subasta de letras a 3 y 9 meses. La demanda ha sido muy elevada. Ha superado los 6.000 millones. La rentabilidad en ambos vencimientos ha mejorado, aunque siempre en terreno negativo. El Tesoro cobra algo menos a los ahorradores que colocan su dinero en estos títulos. Concretamente el rendimiento marginal de las letras a tres meses ha pasado del menos 0,625 al menos 0,604 por ciento. El papel a 9 meses ha pasado del menos 0,564 al menos 0,546 por ciento.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo