Boletín

El BCE, la geopolítica y los resultados empresariales marcarán la semana en los mercados

Los inversores vigilarán con especial atención el consejo del BCE y las cuentas de las grandes compañías

El BCE, la geopolítica y los resultados empresariales marcarán la semana en los mercados

 

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 09:27

La semana comienza con encefalograma casi plano en la Bolsa. El índice Ibex 35 sube apenas un 0,1 por ciento tras las primeras operaciones del día. Se coloca en 9.170 puntos.  Recupera una minúscula parte del terreno que perdió la semana pasada. Los inversores pasan hoy de puntillas por encima de las grandes incertidumbres que hay en el horizonte, como la inestabilidad política en  Italia, el debate de investidura en España, el futuro del Brexit, la tensión en el golfo Pérsico, las negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos, los resultados empresariales  o las decisiones de los bancos centrales. No es poca cosa. 

De entre todas estas referencias, los inversores vigilarán con especial atención el consejo del BCE y las cuentas de las grandes compañías. Serán  los grandes hitos que marquen la evolución de las Bolsas en los próximos días. Los últimos mensajes que ha lanzado el actual presidente del BCE, Mario Draghi, apuntan hacia la proximidad de nuevas medidas de estímulo. Entre ellas, nuevas inyecciones de liquidez al sistema financiero, un nuevo programa de compra de bonos o una nueva rebaja en la facilidad de depósito, que es la tasa que tienen que pagar las entidades financieras que aparcan sus excesos de liquidez en el BCE. Puede pasar el 0,4 al 0,5 por ciento.  No se descarta tampoco una rebaja en el precio del dinero de 10 puntos básicos si la pérdida de fuelle de la actividad económica así lo exige. Una medida así dejaría el tipo de interés oficial en Europa en negativo, en el menos 0,10 por ciento. El próximo consejo del BCE se celebrará este jueves.

El viernes la gran cita es con el PIB de EEUU. Se espera que el crecimiento se haya moderado de forma importante en aquel país. Desde el 3,1 hasta el 1,8 o incluso al 1,6 por ciento. De la “calidad” del dato de PIB dependerán en gran parte las decisiones que anuncie la Reserva Federal el día 31. Los mercados esperan un rebaja del precio del dinero de entre un cuarto de punto y medio punto. Casi nadie a estas alturas espera que haya sorpresas y que la Reserva retrase el recorte de tipos hasta septiembre.
Esta semana publicarán resultados algunas de las grandes empresas españolas. Entre ellas, el martes lo harán Banco Santander, Endesa y Bankinter. El miércoles rinden cuentas Iberdrola, Repsol  y Naturgy, la antigua Gas Natural. El jueves le tocará el turno a Telefónica y Mapfre y el viernes a Caixabank, Cellnex, Acerinox y Banco Sabadell.

En los demás mercados, el petróleo sube un 1 por ciento, hasta 63,50 dólares por cada barril de crudo tipo Brent del Mar del Norte. El reciente derribo de un dron iraní en el estrecho de Ormuz y la captura de un petrolero británico han elevado un poco más la tensión prebélica en el golfo Pérsico. Se crispa la situación en torno al estrecho de Ormuz, que es una   ruta vital para conectar a los países productores de Oriente Próximo con el resto del mundo.

La inestabilidad política que vive Italia y la creciente posibilidad de haya nuevas elecciones se ha llevado al prima de riesgo en aquél país a las puertas de los 200 puntos, frente a los 70 de España.  De momento hay poco ajetreo, a la espera de conocer las medidas económicas que se exponen hoy en el congreso de los diputados.  
El oro ha alcanzado su precio más alto en seis años, roza ya los 1.430 dólares por onza, tras subir un 6 por ciento largo en lo que va de mes. Los inversores apuestan por el  metal amarillo ante la incertidumbre geopolítica, ante la proximidad de rebajas en el precio del dinero en Estados Unidos y Europa y ante el temor a un mayor enfriamiento de la economía mundial.

Lo más