Boletín

Así es la 'colmena' de Mercadona

COPE entra en la gran apuesta de Roig para competir en la venta online

Imagen de la colmena de Mercadona

 

@jmvizmanos

Jefe de Economía de COPE

Valencia

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 14:51

“La página web de Mercadona es una mierda”, aseguró hace dos años el presidente del gigante de la distribución, Juan Roig. Desde entonces el grupo ha invertido mucho tiempo y dinero en ponerse al día. Hoy la apuesta digital de Mercadona es una realidad. Lo hemos comprobado al acceder a uno de sus secretos mejor guardados, el único centro específico para la venta por internet que tiene ahora mismo operativo. Este proyecto piloto, un auténtico laboratorio de pruebas, está situado en el polígono de Vara de Quart de Valencia. Tiene una extensión de 13.000 metros cuadrados, cuenta con más de 200 empleados y el coste se ha elevado a 12 millones de euros. Aquí se centralizan todos los pedidos online de la zona, se preparan y se distribuyen. Es la primera de las 'colmenas', un ejemplo de logística donde se ensaya y mejoran cada día. El 12 de junio se abrirá una réplica en Barcelona, en 2020 en Madrid. A partir de ahí llegará a las principales ciudades españolas. Toda una experiencia con la que pretende hacer frente a rivales como Amazon.

800 pedidos al día

La 'colmena' de Valencia echó a andar el pasado mes de mayo. Al principio solo cubría el centro de la ciudad. Atendía a 14 códigos postales. En este momento son 134 y abarca 97 poblaciones en total. Los pedidos a través de la nueva web de compra y las aplicaciones móviles se pueden realizar las 24 horas del día. El horario de atención al cliente se extiende desde las 7 de la mañana a las diez y media de la noche, por teléfono, correo electrónico o chat. El de envío, entre las 7 y las 22. Las entregas se llevan a cabo de un día para otro y en tramos de una hora. Siempre de lunes a sábado. Actualmente son unas 800 de media al día. Han crecido un 120% y ya facturan 2,2 millones de euros.

El “jefe” (el cliente en el lenguaje Mercadona) está satisfecho con el servicio que se le presta y repite. Puede elegir en la web prácticamente las 8.000 referencias que tiene en las tiendas físicas. Todas, salvo algunos productos locales. El precio mínimo para realizar el pedido online son 50 euros. La tarifa por servicio, es decir por llevarlo, a casa se mantiene en los 7,21 euros.

La preparación del pedido se mide al detalle. En primer lugar, los secos. Luego, los frescos. El pescado, cuando llega al almacén que es a partir de las 3 de la mañana. El horno se enciende dos horas después, a las 5. El 40% de las solicitudes llevan productos de panadería. Se elaboran unas 6.500 barras a la semana y 500 cruasán. Para que no haya errores en los envíos los productos están ordenados de manera peculiar en los lineales de la 'colmena'. No coinciden referencias similares y así evitan una posible confusión del operario. Brillante. Una flota de 40 vehículos, entre ellos uno eléctrico, se encargan que distribuir los pedidos en un radio de 40 kilómetros.

Barcelona, en junio

Todos los clientes de Mercadona, independientemente de la zona en la que residan, pueden acceder a la nueva tienda online, pero solo aquellos en los códigos postales habilitados ya en la provincia de Valencia pueden realizar su compra con el nuevo servicio. En el resto sigue el anterior modelo.

A partir de junio estará operativa la 'colmena' de Barcelona. En 2020, la de Madrid. El grupo de distribución las extenderá por Zaragoza, Bilbao, Sevilla,... En definitiva las principales ciudades españolas podrán hacer ya la compra online con el nuevo modelo de negocio. Roig está “satisfecho” con los primeros resultados. El tiempo dirá si hay vuelto a dar con la tecla adecuada.

Etiquetas

Lo más