La UME, lista para los incendios: “Las olas de calor pueden complicar el verano”

La Unidad Militar de Emergencias incorpora en la campaña de este año vehículos multiplataforma

Audio

 

Manuel Ángel Gómez
@manuiza64

Jefe de Internacional de COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:50

“El año pasado fue inusualmente tranquilo, el número de hectáreas quemado fue inferior a la media”, cuenta el comandante Pascual Pérez Muñoz, de la sección de Operaciones de la UME (Unidad Militar de Emergencias). El verano de 2019 puede ser diferente. La UME tendrá “en primera línea de intervención 1.400 efectivos, y para darles apoyo otros 1.500”, es decir, casi 3.000 militares listos para acudir a cualquier punto de España y ayudar en la extinción de incendios. Estarán disponibles -según el comandante Pérez Muñoz- “”unas 30 secciones de intervención, cada una con seis vehículos autobombas, medios de transmisiones, camiones nodriza... Y hay destacamentos semifijos, con material preposicionado, que nos permiten -en caso de necesidad- proyectar mucho más rápidamente al personal”. De esta forma se evita “el retardo que supone viajar con vehículos pesados y se proyecta a la gente mucho más fácilmente”.

En esta época el seguimiento de la evolución meteorológica “es contínuo, estamos en contacto con la AEMET (Agencia Estatal de Metereología), recibimos sus boletines con información sobre las zonas donde puede haber una mayor problemática por la situación ambiental, de temperatura, grado de humedad, viento, situación de la propia vegetación, y con una serie de índices que sirven de orientación para saber donde puede ser más factible que surja un incendio en las próximas horas o días”, explica el comandante. Advierte de que este año “parece que va a haber varias olas de calor, y eso puede hacer que se complique el verano”.

En esta campaña de lucha contra incendios la Unidad Militar de Emergencias incorpora vehículos multiplataforma -que permiten ir cambiando su configuración en función del riesgo y de la misión- y el uso de drones, “que ayudan a tener otro punto de vista y otro elemento para tomar decisiones”. Cada año se hace una actualización del plan de extinción, “con unas instrucciones genéricas”, pero “la preparación es a lo largo de todo el año, no sólo cuando se acerca la campaña”, señala. “La preparación nunca cesa; hemos tenido que actuar ya en una serie de fuegos durante la época invernal y de primavera, siete incendios forestales en el primer semestre de 2019”, añade este militar de la UME.

Sobre el tiempo de reacción de sus destacamentos, el comandante Pérez Muñoz explica que “los primeros elementos -de reconocimiento- salen a los 15 minutos de recibir la orden de ejecución, hacen el primer contacto y la primera evaluación, y en menos de una hora salen los elementos de intervención hacia el incendio”.

Lo más