LUKASZ TWARKOWSKI (Entrevista)

El polaco Lukasz Twarkowski debuta en España con su teatro metafísico

El "enfant terrible" Lukasz Twarkowski es uno de los directores europeos con más futuro. Alumno aventajado de Krystian Lupa debuta el sábado en España con "Lokis", un thriller inspirado en la novela homónima de Prosper Mérimée que acerca el teatro a la metafísica y al "mockumentary" en tiempos de posverdad.,Conocido por sus obras multidisciplinares, en las que combina el teatro con otras artes como el cine o la literatura, Twarkowski (1983) cree que el teatr

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 12:06

Jessica Martín

El "enfant terrible" Lukasz Twarkowski es uno de los directores europeos con más futuro. Alumno aventajado de Krystian Lupa debuta el sábado en España con "Lokis", un thriller inspirado en la novela homónima de Prosper Mérimée que acerca el teatro a la metafísica y al "mockumentary" en tiempos de posverdad.

Conocido por sus obras multidisciplinares, en las que combina el teatro con otras artes como el cine o la literatura, Twarkowski (1983) cree que el teatro es "una ampliación de la realidad" y que, por tanto, debe servir para analizar el comportamiento humano, para medir el impacto que ciertos hechos tienen en la sociedad, explica en una entrevista con Efe.

"Uno de los aspectos que más me interesan es el tema del hombre frente a las tecnologías modernas y cómo nos afecta este encuentro, cómo cambia nuestra psique, y en qué nos distinguimos de las personas de épocas anteriores", señala el director, que este fin de semana presentará "Lokis" en los Teatros del Canal en el marco del 36 Festival de Otoño.

Esa obra, escrita por Anka Herbut y producida por el Teatro Nacional de Lituania, parte del clásico literario de Prosper Mérimée protagonizado por un hombre que es incapaz de controlar sus impulsos.

Pero también bebe de otras dos fuentes, las turbulentas biografías de dos artistas: el fotógrafo lituano Vitas Luckus, que se arrojó por la ventana tras asesinar a un amigo de su esposa, y el cantante Bertrand Cantat, que en 2003 mató a puñetazos a su pareja, la actriz Marie Trintignant.

Las tres historias tienen en común, dice Twarkowski, que "no se puede saber qué es lo que ocurrió".

"Con Cantat nos centramos en la forma en que su historia tomó una vida propia en los medios, que crean una imagen de la bestia", explica el director sobre un montaje que disecciona verdades y significados a través del concepto de "imagen".

También hay en "Lokis" un vínculo con el género cinematográfico del "mockumentary" (falso documental) y alusiones indirectas a un término tan arraigado al presente como el de posverdad: "Es como si hoy nuestras vidas se convirtieran en teatro", subraya Twarkowski.

La línea metafísica que acompaña a todos los proyectos del director de escena -fundador del colectivo Identity Problem Group- se puede traducir como un intento de responder mediante el arte vivo a la pregunta de "qué somos".

"No se trata de provocar una reflexión en la primera etapa, sino de provocar una experiencia muy intensa, hasta diría un choque emocional y casi físico a partir de todos los medios de los que dispone nuestro teatro. Después puede llegar la reflexión", puntualiza el discípulo de Krystian Lupa (1943), considerado por muchos como el mejor director europeo y también de visita en España.

Del maestro ha aprendido que "el actor y el director pueden abordar conjuntamente el viaje de crear un espectáculo" y que "hay que ser fiel hasta el fin a los propios sueños y no prestar atención a lo que digan los demás".

Ambos proceden de un país que actualmente sufre los latigazos del gobierno ultraconservador de Kaczynski, cuyo partido, opina Twarkowski, está aplicando una política de "destrucción total" que está dejando el teatro "en tierra quemada".

Aunque en Polonia el panorama es desolador, el director asegura que, en general, el teatro europeo goza de muy buena salud: "Creo que el teatro evolucionará hacia unas formas basadas en la inmersión. Ya no nos contentamos con ver algo exterior, necesitamos estar en el interior".

Se refiere a incluir al espectador dentro de la obra, a permitirle alterar la escenografía o elegir en qué momento quiere observar lo que sucede, bailar o intervenir en la representación, como hará "República", la "macroperformance" de estilo "rave" que estrenará en Vilna en 2020.

Y no es el único proyecto a la vista. Twarkowski también está trabajando actualmente en otra iniciativa teatral basada en las películas infantiles de "Érase una vez?" que mostrará el funcionamiento del ser humano en relación con sus genes.

Lo más