• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

ELECCIONES FUNDÉU

La lengua en campaña: “la debacle electoral”, en femenino, no "el debacle"

El sustantivo debacle es femenino, por lo que lo apropiado es escribir la debacle electoral, no el debacle electoral, señala la Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia EFE y BBVA.,FUENTE ,El Diccionario panhispánico de dudas señala que debacle es una palabra femenina, tal como sucede en francés, idioma del que el español ha tomado esta voz.,POSIBLE ORIGEN DE LA CONFUSIÓN ,Según la Academia, el uso en masculino de debacle puede obedecer a una aso

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 09:47

El sustantivo debacle es femenino, por lo que lo apropiado es escribir la debacle electoral, no el debacle electoral, señala la Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia EFE y BBVA.

FUENTE

El Diccionario panhispánico de dudas señala que debacle es una palabra femenina, tal como sucede en francés, idioma del que el español ha tomado esta voz.

POSIBLE ORIGEN DE LA CONFUSIÓN

Según la Academia, el uso en masculino de debacle puede obedecer a una asociación con el sustantivo sinónimo desastre, que es masculino.

PRONUNCIACIÓN

Debacle es una palabra llana, por lo que la forma esdrújula débacle se considera inapropiada.

USOS NO RECOMENDADOS

En la sede del partido no fueron capaces de advertir el debacle electoral.

El debacle institucional, moral, económico y social es real.

USOS RECOMENDADOS

En la sede del partido no fueron capaces de advertir la debacle electoral.

La debacle institucional, moral, económica y social es real.

MÁS RECOMENDACIONES

La página web de la Fundéu BBVA ofrece un Cuaderno de campaña (www.fundeu.es/cuaderno-de-campana/) con más recomendaciones lingüísticas relacionadas con los comicios del 28 de abril.

La Fundéu BBVA (www.fundeu.es), que trabaja asesorada por la Real Academia Española y cuyo principal objetivo es el buen uso del español en los medios de comunicación, cuenta con la colaboración, además, del Instituto Cervantes, la Fundación San Millán, Accenture y Prodigioso Volcán. EFE

Lo más