Las 10 mejores fiestas de lo que queda de verano

La Feria de Málaga o la Semana Grande de Bilbao son algunas de las fiestas más importantes de nuestro país que aún no se han celebrado

Las 10 mejores fiestas de lo que queda de verano

La Feria de Málaga, una de las principales atracciones festivas en España EFE

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 04:02

España es uno de los países más famosos en lo que respecta a las fiestas y con razón. A falta de un mes y medio para que concluya el verano de este 2018, todavía quedan numerosas fiestas repartidas por toda la península para todo tipo de públicos. Aquí te dejamos una lista de los 10 eventos más destacados que no deberías perderte.

1. Romería de los ataúdes en Ribarteme, Pontevedra (29 de julio)

Las 10 mejores fiestas de lo que queda de verano

 

La procesión de los ataúdes es una de las romerías más antiguas de Galicia. Cada 29 de julio, a las 12 del mediodía, la parroquia de Santa Marta de Ribarteme, en Pontevedra, llama a los fieles de su iglesia para venerar a una de las vírgenes más reconocidas de la comunidad de Galicia. La tradición consiste en ofrecerle un sacrificio u ofrenda y lo más llamativo es ver cómo algunos de los feligreses se introduce en un ataúd para pedirle ayuda a la virgen, que durante la procesión está acompañada de las imágenes de San Benito y la Virgen del Carmen.

2. Ajedrez viviente de Jávea, Alicante (2 de agosto)

Esta tradición, que se celebra desde el año 1996, es el primer acto de la fiestas de Jávea en honor a la Virgen de Loreto. Aunque todo puede parecer una simple partida de ajedrez, en realidad se trata de una obra de teatro bien ensayada representada por un grupo de niños en la que se reviven partidas reales que han tenido lugar en la historia del juego y para las que no es necesario tener conocimiento alguno de las reglas para seguir la partida.

3. Descenso del Sella, Asturias (4 de agosto)

Las 10 mejores fiestas de lo que queda de verano

 

Esta actividad supone uno de los eventos más importantes de Asturias de todo el año. El recorrido se realiza por canoa a través del río Sella, entre toda la vegetación asturiana, donde compiten palistas españoles y extranjeros para ser los primeros en completar los 15 kilómetros que lo componen. Sin embargo, cualquier persona puede realizar este mismo recorrido otro día por un precio muy económico y así entrenar para intentar superar las 11 victorias del cántabro Julio Martínez.

4. Romería vikinga en Catoira, Pontevedra (5 de agosto)

La fiesta tiene su origen en la década de los 60 en un pueblo de Pontevedra, Catoira. Sus habitantes se disfrazan de vikingos y representan el ataque que tuvo lugar hace diez siglos. En este evento convergen actuaciones de grupos folcróricos, un mercado medieval y el famoso desembarco a bordo de una réplica de un barco vikingo del siglo XI con el que tiene lugar la representación del ataque con una "lucha" ficticia entre vikingos y habitantes de la villa. La fiesta se prolonga hasta altas horas de la madrugada cuando tiene lugar la verbena popular.

5. Semana Grande (Aste Nagusia) de San Sebastián (del 11 al 18 de agosto)

Cada año, esta fiesta congrega actividades para todos los públicos en un extenso cartel como, por ejemplo, carreras nocturnas, concursos de fuegos artificiales, competiciones deportivas y concursos culinarios con food trucks por toda la ciudad y, por supuesto, mucha música para bailar y disfrutar. Las terrazas permanecen abiertas hasta altas horas de la madrugada para que la fiesta no pare en todo el día. Además, este año también se organizará un cine al aire libre en la playa de la Ondarreta.

6. Feria de Málaga (del 11 al 19 de agosto)

Las 10 mejores fiestas de lo que queda de verano

 

Esta gran fiesta se celebra desde 1887 y atrae a miles de visitantes no solo de España, sino también del mundo entero. Entre los eventos más destacados que tienen lugar en ella se encuentran la gran inauguración que cada año es acompañada de un espectáculo de fuegos artificiales, la romería, las famosas casetas con actuaciones en directo, comida y bebida durante todo el día y, por supuesto, las atracciones para que no pare de subir la adrenalina.

7. Misterio de Elche, Alicante (14 y 15 de agosto)

Proclamado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el Misterio de Elche es una de las joyas de la corona de la cultura valenciana. En esta fiesta, cuyo origen es medieval, se representa el misterio anulamente en agosto en la Basílica de Santa María de Elche con motivo del día de la Virgen de la Asunción. Se divide en dos partes, la primera de ellas, la Vespra, y la segunda, la Festa, que se reparten en el 14 y 15 de agosto respectivamente.

8. Fiestas del barrio de Gràcia, Barcelona (del 15 al 21 de agosto)

Las 10 mejores fiestas de lo que queda de verano

 

Este es uno de los eventos más esperados del año por los ciudadanos de Barcelona. El llamativo espectáculo que se realiza en las calles y plazas del barrio de la ciudad condal atrae cada año a miles de personas. Con un origen fechado a comienzos del siglo XIX, las actividades principales de la fiesta consisten en concursos, talleres, actividades deportivas, conciertos y más, con el atractivo principal de esas calles engalanadas tan conocidas del evento.

9. Semana Grande (Aste Nagusia) de Bilbao (del 18 al 26 de agosto)

La Aste Nagusia (Semana Grande) de Bilbao es una festividad que dura 9 días y se celebra a finales de Agosto. Las fiestas comienzan el sábado, cuando la multitud se reúne en torno al emblemático teatro Arriaga a orillas de la ría. Los conciertos recogen toda la música vasca tradicional, bailes, exhibiciones y campeonatos de deportes rurales famosos en el País Vasco como el corte de troncos o el arrastre de piedra. Las calles se preparan para esta semana con decenas de puestos que ofrecen comida y bebida. Los niños también pueden disfrutar de desfiles de gigantes y cabezudos, tampoco faltan las corridas de toros y vaquillas ni los fuegos artificales.

10. El Cipotegato de Tarazona, Zaragoza (del 27 de agosto al 1 de septiembre)

Las 10 mejores fiestas de lo que queda de verano

 

El Cipotegato es conocido por toda España y se celebra en honor al patrón San Atilano. Este mítico personaje encapuchado y disfrazado de arlequín aparece en la plaza y la recorre a través de un pasillo abierto entre la multitud por todas las personas que asisten e incluso por otros cipotegatos. Mientras hace su recorrido, los asistentes le persiguen y le tiran tomates que tendrá que evitar a toda costa para conseguir subirse a la escultura de la plaza.

Lo más