'I hate New York' se adentra en las "historias silenciadas" de cuatro luchadoras transgénero del underground newyorkino

I hate New York se adentra en las historias silenciadas de cuatro luchadoras transgénero del underground newyorkino

Europa Press

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 15:23

El periodista Gustavo Sánchez ha estado diez años adentrándose con su cámara en el ambiente underground de New York con el objetivo de filmar, "de manera libre y muy directa", la historia de cuatro luchadoras transgénero que han sido capaces de "moldear su vida" de una manera disruptiva dando lugar a 'I Hate New York', un documental -producido por los hermanos Bayona- que llega a la gran pantalla este viernes 9 de noviembre.

"En mi primer viaje a Nueva York descubrí una serie de personas y artistas que me inspiraron a volver, pero no quería volver como un turista, si no para relatar aquello que había visto", ha explicado Sánchez en una entrevista concedida a Europa Press.

Y así fue, desde 2007, y hasta 2017, el periodista iba una vez por año a la Gran Manzana para entrevistar, explorar y analizar "sin ningún tipo de condición" a estas personas y artistas que por circunstancias económicas o por que cuyos derechos no eran reconocidos vivían al margen de la sociedad. Sánchez acabó con siete horas de material y cerca de 80 entrevistas que, junto a la escritora Lucía Extebarría, fueron acotados a las cuatro historias "que consideraban más poderosas".

"Me inspiraba que sus formas de vida no eran convencionales y nunca las había visto reflejadas en los medios de comunicación. Sus maneras de ser, de sentir, de crear y de luchar eran únicas, no estaban ni siquiera en el cine", ha señalado para más tarde añadir que con este documental aspiraba a "dar un golpe sobre la mesa y romper estereotipos".

A su juicio, las cuatro protagonistas -todas artistas- utilizan la discriminación que sufren a su favor, lejos del cinismo y apareciendo como luchadoras en vez de como víctimas en un entorno "tan hostil" como puede llegar a ser Nueva York en determinadas circunstancias. Un relato que aboga por "el valor de la diferencia como motor de cambio y de creación".

"La diferencia es algo que nos puede ayudar a crear a conseguir un resultado más óptimo que en sociedades homogéneas", ha aseverado Sánchez, quien ha destacado que uno de los motivos de la marginación es "el miedo al que es diferente".

"Este documental -Nominado a los Premios Gaudí de Cine- te permite empatizar con personas distintas. Si lo ves, descubres que al otro lado de la pantalla hay una serie de personas que pensabas que estaban alejadas a tu forma de pensar, pero descubres que no", ha explicado. Se trata así de un trabajo que "permite tener una visión amplia pausada, sosegada y analítica" de un grupo de personas "que no viven a golpe de tuit" y a los que ves actuando "de una manera muy libre".

Cuatro mujeres que luchan contra los prejuicios a la comunidad transgénero, el VIH o el arte "fuera de los límites de lo convencional" y que lo hacen a través de la música, del humor y de la sabiduría. "Son personas muy fuertes que merecían un retrato más allá de los estereotipos de la frivolidad", ha dicho.

RETROCESO EN EL RECONOCIMIENTO DE DERECHOS

En este contexto, ha denunciado que se está produciendo un "retroceso" en los derechos de las personas transgénero con la pretensión de Trump de dejar de reconocer a esta comunidad. "Tenemos que estar en una lucha constante para que no nos arrebaten los derechos adquiridos que merecemos como seres humanos", ha expresado para lamentar que "hay una corriente de conservadurismo en el mundo actual".

En su opinión, "las grandes corporaciones y los gobiernos quieren controlar el pensamiento de la sociedad constantemente para crear un embudo que haga pensar a los ciudadanos que la única realidad válida es "la que se ve en instagram". Por todo ello, considera muy importante filmar y hablar de estos temas, con el fin de que se constate que "hay más realidades".

En cuanto a la polémica suscitada por el hecho de que actores como Paco de León o Jared Leto hayan interpretado a personajes transgénero, Sánchez ha opinado que "hay que trascender las etiquetas" y dar margen y visibilidad para que "quien quiera representar a las personas transgénero lo haga" y que "las historias de las personas cisgenero también puedan ser representadas por las personas transgénero".

Lo más