PREMIOS PRINCESA CONCORDIA (Previsión)

Gdansk reivindica la solidaridad y la integración frente al discurso del odio

La alcaldesa de Gdansk, Aleksandra Dulkiewicz, que el viernes recogerá el Premio Princesa de Asturias de la Concordia concedido a la ciudad polaca, ha reivindicado este miércoles la importancia de difundir valores como la solidaridad y la integración en un contexto en el que proliferan discursos de odio.,"La vida con los otros es un valor y no una amenaza", ha asegurado en una conferencia de prensa celebrada en Oviedo dos días antes de recibir de manos del rey Felipe VI el

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:27

La alcaldesa de Gdansk, Aleksandra Dulkiewicz, que el viernes recogerá el Premio Princesa de Asturias de la Concordia concedido a la ciudad polaca, ha reivindicado este miércoles la importancia de difundir valores como la solidaridad y la integración en un contexto en el que proliferan discursos de odio.

"La vida con los otros es un valor y no una amenaza", ha asegurado en una conferencia de prensa celebrada en Oviedo dos días antes de recibir de manos del rey Felipe VI el galardón otorgado a una localidad que se ha convertido en símbolo histórico en Europa de lucha frente a la opresión de diferentes movimientos totalitarios.

Gdansk, ciudad situada a las orillas del Báltico, fue escenario de la primera batalla de la Segunda Guerra Mundial, cuando el 1 de septiembre de 1939 el ejército nazi invadió Polonia, tras la cual quedó destruida en un noventa por ciento.

En el año en que se cumple el ochenta aniversario del inicio de la contienda, Dulkiewicz será la encargada de recibir un premio que reconoce, según ha dicho, a la localidad como ejemplo de libertad y solidaridad, cuestiones que no deben ser solo parte de la historia de la ciudad, sino "que se deben buscar en la vida diaria".

La alcaldesa de Gdansk, que vio nacer en 1980 el sindicato independiente Solidaridad, clave en el proceso de desaparición de los regímenes totalitarios comunistas de Europa, ha llamado a explorar "lo que nos une" frente al discurso del odio, que se vive en su país.

"El odio es muy fuerte y lo vemos a diario. En Polonia se intenta meter miedo a los diferentes", ha advertido antes de señalar que ella misma se ve atacada por este tipo de argumentarios xenófobos, si bien hay muchos líderes políticos "que protestan contra este tipo de lenguaje".

En este punto, ha vuelto a lamentar el asesinato a puñaladas de su predecesor en el cargo, Pawel Adamowicz, acuchillado el pasado mes de enero en un acto benéfico ante cientos de personas, una muerte que conmocionó al país, pero tras la cual se dieron numerosas muestras de unión de los habitantes de la ciudad polaca.

Tras el fallecimiento, Dulkiewicz, que forma parte del partido liberal de centro-derecha Plataforma Ciudadana, accedió a la Alcaldía tras obtener el 82 por ciento de los votos en unas elecciones locales "muy difíciles" y en una situación "muy especial", pero ha reconocido que el masivo apoyo recibido significa un "gran compromiso" para seguir trabajando.

Preguntada por las elecciones generales celebradas en Polonia este domingo, en las que el partido gobernante nacionalista de derechas Ley y Justicia (PiS) ha mejorado los resultados de los anteriores comicios, ha lamentado que haya conseguido la victoria una formación que "desprecia los valores que fundamentan la Unión Europea" y mantiene una postura "muy rígida" con la población inmigrante.

Frente a esta gestión, ha defendido que Gdansk reivindica una política de integración con los colectivos más vulnerables, como el LGTB y los refugiados, uno de los elementos clave por lo que ha sido distinguida con el Princesa de Asturias de la Concordia.

Según ha explicado, los habitantes de la localidad polaca se sienten muy vinculados y orgullosos de su historia en la que ha dado muestras de sensibilidad ante el sufrimiento, de lucha arriesgada por las libertades cívicas y de pelea contra la intolerancia y opresión.

"Están muy vinculados con los elementos históricos, pero viven también en el presente", ha abundado la regidora.

Por último, cuestionada sobre cómo ve la situación en Cataluña, ha asegurado que es un asunto político que le interesa, a lo que se ha preguntado si todavía hay quien piensa que subrayar las diferencias es algo bueno.

"Sentimos la ausencia de líderes sabios que muestren que podemos convivir", ha apostillado la alcaldesa.

Lo más