COPE

Bryan Cranston: una vida marcada por una ausencia familiar y cómo le afectó su papel en 'Breaking Bad'

El actor, productor y director nació el 7 de marzo de 1956 en Hollywood (Los Ángeles -EE.UU.). Su vida bien merece una repaso

Giffoni,Valle,Piana,,Sa,,Italy,-,July,20,,2017,:

Bryan Cranston. Foto Shutterstock

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 10 mar 2021

Por si alguien que comience a leer estas líneas y no sabe quién es este actor, actor de doblaje, guionista, productor y director, pero quiere conocer algún que otro detalle sobre Bryan Lee Cranston, a lo mejor debemos empezar por informar de las últimas críticas sobre su nuevo trabajo, 'Your Honor' una serie de 10 capítulos de la que es protagonista e incluso ha dirigido su último episodio.

La serie, según los críticos televisivos, es buena sin más, "notable que no perfecta" (cumple con el objetivo de entretener), pero si merece la pena echar diez horas delante de la pantalla es para disfrutar de la interpretación de Cranston que como dice la revista Rolling Stone su "talento y la seriedad fundamental de Cranston son esenciales para generar cualquier inversión emocional en esta intrincada historia de un juez de Nueva Orleans".

Para el crítico de televisión de El País, "'Your honor’ está interpretada por uno de los grandes talentos actuales de la ficción televisiva" y según Espinof.com, "un espléndido Bryan Cranston protagoniza una miniserie que no logra ir más allá de su potente premisa". Una reseña más, la que podemos leer en Fuera de Serie: "Tenemos un thriller criminal y judicial imperfecto y no por ello menos interesante, con grandes interpretaciones (...), pero que en ningún momento sabe a tiempo perdido frente al televisor. Aunque solo sea por su primer episodio y por ver a Cranston, de nuevo, convertido en el más dedicado y amoroso de los padres".

Porque Bryan Cranston interpreta a un juez, el juez Desiato, pero por encima de todo interpreta a un padre, un padre desesperado por defender a su hijo y protegerle del mayor criminal de Nueva Orleans ( y hasta aquí podemos contar sin hacer spoiler, sin destripar el argumento). De nuevo en el papel de padre lo que nos lleva a la interpretación más aplaudida y recordada del actor hollywoodense como Walter White en "Breaking Bad".

Walter White, el personaje que se apoderó de Bryan Cranston

Walter White va más allá de Cranston, tiene vida propia y, para Bryan ha sido su gran éxito profesional (hasta el momento). Parte de ese triunfo interpretativo se debe a que Bryan dejaba fuera del plató a Bryan y, en todo momento menos en la muerte de Jane, la novia de Jesse (perdón por creer que todos los que lean este artículo han visto Breaking Bad), era Walter incluso aprendió a preparar, a "cocinar", metanfetamina.

Walter White profesor de química es un hombre amable, modesto, sin vanidad y que no haría daño ni a una mosca. Al final del primer capítulo la metamorfosis es tal que se convierte en todo lo contrario, un narco frío y sin escrúpulos, ya no es Walter sino su antagonista: Heisenberg. Y Heisenberg no es afable, es taciturno, pedenciero, mentiroso, capaz de asesinar a sangre fría y mantener oculta su doble vida.

ctv-zkl-8011795658001w

Walter White es un brillante químico, Heisenberg es un criminal sin valores ni moral. Walter White como queda patente en su apellido es blancura, es el bien; Heisenberg es el mal. A lo largo de los capítulos se potencia ese dualismo jugando con la psicología e incluso las metáforas del color de las vestimentas. Walter aparece con colores alegres y puros, su alter ego, al tomar decisiones crueles, está vestido de negro. De hecho, cuando Heisenberg está presente en la actitud de Walt, este porta un sombrero clásico de color negro.

¿Hasta qué punto ha sido decisivo este personaje en la vida de Cranston? En "Secuencia de una vida" ("A LIFE IN PARTS"), libro autobiográfico del actor, queda patente el antes y el después de 'Breaking Bad' en su carrera y en su vida. En las primera páginas del libro relata lo que sintió como Bryan Cranston al rodar una de las secuencias más duras de la serie. Solo con ese comienzo atrapa al lector que ya no puede dejar de interesarse por el resto de la vida de este californiano que bien podría ser objeto de una serie por la que pujarían las diferentes plataformas digitales.

Una "secuencia" tan real que vio morir a su hija

ALERTA, VOLVEMOS A HACER SPOILER. Quizá sea la secuencia que más recuerdan los seguidores de "Breaking Bad": Walter White entra en el apartamento de Jesse Pinkman, que duerme junto a su novia, Jane, después de una noche de excesos con las drogas y el alcohol. De golpe, ella comienza a toser y a vomitar. Walter o mejor Heisenberg no solo no la ayuda sino que la coloca boca arriba para que se ahogue y muera.

Los espectadores vieron a un Walt White conmocionado, pero no debía haber sido así según el guion que detalla como White "debía limitarse a asesinarla con frialdad, mirar e irse. Era un crimen, uno más de "su otro yo", de Heisenberg". Pero el actor vio en la cama ahogándose a su hija Taylor y no a su compañera de reparto, Krysten Ritter.

“Lo que se apoderó de mí en ese momento fue un temor real, mi peor temor. Un miedo que no había previsto ni asumido del todo. Y mi reacción está ahí, para siempre, al final de la escena. Me cubro la boca con la mano, horrorizado. (...) El día que vi morir a Jane - el día que vi el rostro de Taylor-, ese día viajé a un lugar donde nunca había estado (...) En esa escena lo había dado todo, absolutamente todo. Yo era un homicida y capaz de un gran amor a la vez” , confiesa en sus memorias "Secuencias de una vida" escritas en 2016.

Bryan,Cranston,&,Wife,Robin,Dearden,&,Daughter,Taylor,Deardon

Bryan Cranston junto a su esposa la también actriz, Robin Dearden, y su hija Taylor

La escena no solo ha marcado a Cranston, Aaron Paul -que encarna al también protagonista de la serie Jesse Pinkman- reconocía en más de una entrevista que “tenía pesadillas en las que despertaba y veía el cuerpo de Jane ahí, muerta a mi lado”.

Perdonar a su padre, clave para superar su triste infancia

El abandono de sus padres ha marcado su vida, pero el perdonar a sus progenitores y reencontrarse con ellos, pasados los años, ha sido clave para conseguir la vida familiar que no tuvo de niño.

Cuando tenía 11 años, su padre, Joe Cranston, que era actor de televisión, dejó tirada a la familia. Se marchó con otra mujer, también actriz y su madre, Audrey Peggy Sell, se quedó con sus tres hijos. Pero lejos de sacar adelante a Bryan y a sus hermanos Kyle y Amy, se hundió en una depresión que intentó superar con alcohol y mandó a sus hijos a la granja de sus abuelos.

Bryan, en una entrevista concedida al Sunday Times siendo ya un actor famoso, reconocía que el abandono de sus padres le había afectado demasiado, “mi padre eligió no estar con nosotros o vernos o ser padre. Mi madre eligió convertirse en alcohólica y ahogar sus penas, tristeza y resentimiento. Ella era como un fantasma de sí misma. Y nadie jamás explicó por qué él se fue”.

El vivir la infancia sin padres, "mi padre no está en mis fotos desde los 11 años a los 22", le hizo prometerse que nunca abandonaría a su familia, "tengo una hija, y no se me pasaría por la cabeza abandonarla. De la única forma en que la dejaría es si muriera” contestaba en esa entrevista en la que admitía que perdonar a su padre y volver a contar con él había sido muy positivo para su crecimiento personal.

Ese reencuentro ocurría cuando Bryan cumplió los 22 años, "estaba muy contento y sintió una tremenda culpa y tristeza por sus acciones. Se abrió un poquito, no mucho, y recogí lo que pude de su silencio. Había demasiado abismo entre nosotros, pero lo acepté y en cierto punto lo perdoné. Me di cuenta de que era falible, como cualquier ser humano”.

Bryan Cranston junto a su esposa Robin Dearden

Quería ser policía y terminó delante de una cámara

Bryan era buen estudiante -el primero de la clase en muchos cursos-, y con dones y capacidad para ir a la universidad, pero para pagar sus estudios tuvo que trabajar de pintor, repartidor de periódicos, fue granjero cuando vivía con sus abuelos.

La falta de ingresos le llevó a apuntarse con su hermano a una organización Police Explorer con la que pudo viajar a lugares como Hawaii y Japón. Además, identificaba a los policías, hombres fuertes, con la figura paterna que tanto anhelaba y todo le llevó a querer convertirse en agente de la ley. Lo tenía pensado, iría a la Universidad y después entraría en el Departamento de Policía de Los Ángeles.

Todo cambió en su segundo año universitario, cuando descubrió las clases de actuación y cambió la placa por el plató.

ctv-si5-8009074500001w

Y no le ha ido mal, desde sus primeros trabajos en publicidad con las barritas Mars o sus papeles en telenovelas llega la primera serie por la que es conocido, “Malcolm in the Middle”

La fama, a veces, es lenta, pero si está en tu camino, tarde o temprano, sale a tu encuentro. Y eso le ha ocurrido a Bryan Cranston, los éxitos le esperaban al cumplir los 50. En el camino estaba Walter White que le llevó a conquistar cuatro Premios Emmy como el mejor actor de drama. O los dos Tony por sus papeles como presidente Lyndon B. Johnson en "All the Way" o su interpretación de Howard Beale en la producción de Broadway de "Network". Incluso una candidatura al Oscar por 'Trumbo' que protagonizaba en 2015.

Este domingo cumple 65 años y no deja de trabajar en cine, televisión o teatro. Para los que empiezan en este oficio, el de la interpretación tiene un consejo: "Si tu vida es cuerda, eso te permitirá volverte loco en el trabajo".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar