Boletín

MARIO BENEDETTI (Crónica)

Benedetti legó su biblioteca a Alicante sin firmar: Bastaba con su palabra

La cesión de la biblioteca madrileña de Mario Benedetti a la Universidad de Alicante (UA), donde la tiene el Centro de Estudios Literarios Mario Benedetti (CeMaB) de esta institución desde 2006, fue apalabrada en Montevideo entre el escritor y el centro sin necesidad de firmar ningún documento.,"Se realizaron todos los trámites oportunos pero sin firma alguna porque Mario dijo que había dado su palabra y la cumplió", ha explicado a Efe la primera directora d

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:03

Rafa Burgos.

La cesión de la biblioteca madrileña de Mario Benedetti a la Universidad de Alicante (UA), donde la tiene el Centro de Estudios Literarios Mario Benedetti (CeMaB) de esta institución desde 2006, fue apalabrada en Montevideo entre el escritor y el centro sin necesidad de firmar ningún documento.

"Se realizaron todos los trámites oportunos pero sin firma alguna porque Mario dijo que había dado su palabra y la cumplió", ha explicado a Efe la primera directora del CeMaB, Carmen Alemany.

El CeMaB cumple 20 años y la UA lo va a celebrar el próximo viernes, 17 de mayo, fecha en la que también se conmemora el décimo aniversario de la muerte del autor de 'La tregua' con un acto que contará con el periodista Juan Cruz y el poeta Luis García Montero, director del Instituto Cervantes.

La relación "estrecha y de mucho respeto mutuo" entre Benedetti y Alemany se prolongó tanto en España como en Uruguay hasta la muerte del escritor, quien le llegó a regalar por su boda "la primera edición en CD del diccionario María Moliner".

"Era un hombre muy atento a los cambios tecnológicos, pasó enseguida de la máquina de escribir al ordenador", ha indicado Alemany.

Pero también llevaba siempre consigo una libreta de anotaciones, en la que apuntaba versos o ideas. "Alguna vez le pregunté por su proceso creativo, pero se negó a contarlo", ha reconocido, "no le hacía gracia, era como destripar su laboratorio, inmiscuirse en sus pensamientos".

De su obra literaria, Alemany incide en "la poesía", "el género que más le gustaba" aunque cultivó otros como la novela, el ensayo o el periodismo.

La experta en literatura hispanoamericana ha advertido de que a Benedetti "se le ataca mucho porque dicen que su poesía es fácil" aunque, en su opinión, el autor de 'Inventario' "superó la dificultad de saber tocar la fibra de la emoción del lector con un lenguaje muy directo" y confirió a sus versos "un sello muy personal con el que cualquiera es capaz de empatizar".

"La poesía hermética tiene sus puntos positivos, pero la de Mario es de otro tipo, ambas pueden coexistir perfectamente", ha señalado Alemany.

Parte de la obra poética de Benedetti fueron los dos textos inéditos que aparecieron en 2013 en uno de los volúmenes que el autor cedió al CeMaB, probablemente, el principal hito académico del centro.

"Una de las bibliotecarias del centro había descubierto dos hojas muy finas con versos manuscritos con lo que parecía la letra de Mario", ha evocado a Efe Eva Valero, actual directora del CeMaB y que en aquel momento ya había sustituido a Alemany, "que estaban en el interior de un ejemplar de 'Insomnios y duermevelas'".

"Inmediatamente, fuimos a verlas y reconocimos su letra", y los especialistas de la universidad alicantina rastrearon todos los poemarios publicados, "incluso los póstumos", y los poemas titulados 'Miedo y coraje' y 'Esperas', "no aparecían por ningún lado".

La búsqueda dio fruto, al fin, en Internet porque "uno de los versos apareció en el diario argentino La Nación", en un artículo dedicado "a la presentación de 'Insomnios y duermevelas' en Buenos Aires".

El cronista indicaba que Benedetti había leído un par de poemas en aquel acto. "Luego, Mario volvió a España a presentar el libro en Madrid, junto a Joaquín Sabina y Luis García Montero, y olvidó los dos textos que aparecieron en la biblioteca del CeMaB", ha recordado Valero.

La mayor parte de los usuarios del legado de Benedetti a la UA "proceden de América Latina y España", ha proseguido, pese a que "no solo vienen estudiantes especializados o interesados en Benedetti".

En la colección, cuyo traslado gestionó el editor Chus Visor, "hay mucho material difícil de encontrar de la generación de escritores hispanoamericanos de los años 50 y 60, como Juan Gelman, José Emilio Pacheco, Roberto Fernández Retamar o Augusto Monterroso", ha enumerado Valero.

Lo más