COPE

ILUSTRACIÓN AUTOCONOCIMIENTO (Entrevista)

"La belleza de las ilusiones", píldoras ilustradas sobre cómo ver la vida

Que un tomate pueda convertirse en globo o que una rosa sea la falda de una bailarina es posible gracias a la "La belleza de las ilusiones", la obra del artista Jesuso Ortiz, quien nos invita a través del fotomontajes y sus reflexiones a "mirar la vida" desde la sabiduría que da el autoconocimiento.,Aunque Ortiz no recuerda, según cuenta a Efe, el momento en el que su arte evolucionó hacia el fotomontaje de objetos vivos e ilustración, sí que confiesa que su i

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:15

Pilar Martín

Que un tomate pueda convertirse en globo o que una rosa sea la falda de una bailarina es posible gracias a la "La belleza de las ilusiones", la obra del artista Jesuso Ortiz, quien nos invita a través del fotomontajes y sus reflexiones a "mirar la vida" desde la sabiduría que da el autoconocimiento.

Aunque Ortiz no recuerda, según cuenta a Efe, el momento en el que su arte evolucionó hacia el fotomontaje de objetos vivos e ilustración, sí que confiesa que su interés por "el mundo artístico" (ha estudiado en la Escuela de Arte de Córdoba) lo llevó por estos derroteros hasta llegar a este punto en el que ha conseguido publicar "La belleza de las ilusiones" (editorial Plan B).

Un libro en el que no sólo regala esas fotografías en las que, por ejemplo, medio aguacate se convierte en la barriga de una embarazada, sino que también vuelca reflexiones como "la semilla que un día aprendí a cuidar crece en mi interior con la firmeza de quien se sabe eterno", palabras fruto de otro de sus intereses vitales: el autoconocimiento.

"Siempre me ha acompañado un interés por el autoconocimiento y el crecimiento personal, indagar en la mente y cómo funciona", explica este cordobés afincado en Málaga desde hace años.

Pero al comienzo de esta nueva línea artística, y aunque sus ilustraciones ya tienen una fuerte carga poética, Ortiz no acompañaba sus pequeñas pero asombrosas obras de arte con sus propias palabras, sino con las que habían escrito otros maestros del conocimiento interior como Alejandro Jodorowski.

Hasta que, añade, apareció en su vida el libro "Curso de milagros", el libro publicado en 1976 de la psicóloga Helen Schucman donde propone un plan para aquellos que buscan ver la vida de otra manera.

"Es un libro muy conocido en el ámbito del autoconocimiento, y me ha marcado el camino; mis textos están inspirados en este descubrimiento y en esta experiencia como estudiante de este curso", agrega.

Frases como: "lo que creo ser morirá con el tiempo. Lo que en realidad soy vivirá eternamente". "No son frases que escriba porque me parezcan que quedan bien, son textos inspirados y escritos desde mi propia experiencia", puntualiza.

Por eso, en este libro lo que cuenta "no es el proceso" de su autodescubrimiento, "sino un resultado", las conclusiones que puede sacar tras hacer "esta indagación": "Son píldoras de cómo mirar la vida".

Y que nadie se confunda, porque esto no tiene nada que ver con "ser positivo", aclara sobre estas frases que "quedan muy bien", sino que son "una experiencia" sobre cómo cambia la mirada.

"Si estoy triste -explica- una frase positiva no va a cambiar mi estado de ánimo. La espiritualidad es sentir, y estar dispuesto a cambiar la forma en la que veo. Es complicado porque nos cuesta responsabilizarnos, nos cuesta hacernos responsables de lo que vemos y lo que vivimos".

A modo de ejemplo, porque reconoce que esto es "complicado", con este libro quiere hacer ver cómo afrontar la vida ante situaciones cotidianas como perder un trabajo o soportar a un vecino ruidoso.

"Para nosotros es mucho más fácil decir que estoy triste porque me han echado del trabajo o porque mi vecino hace ruido, porque es más fácil justificarte en lo exterior, lo complicado es buscar la razón de por qué me siento triste, ¿es responsabilidad de mi vecino o mía?", cuestiona.

Respecto a cómo surgen esas imágenes en su cabeza, Ortiz afirma que "no siempre es el mismo proceso" porque a veces es el objeto el que le da la idea de que puede transformarse en otra cosa, y otras es un dibujo el que le lleva a ese objeto.

Esas cosas que nos rodean pero que para que inspiren a Ortiz siempre tienen que tener vida, ya que, pese a intentarlo, hasta el momento ningún objeto inanimado le ha inspirado.

De hecho, concluye, lo ha intentado con tornillos o alicates, pero al final acababa descartándolo. EFE

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo