FESTIVAL MAD COOL (Entrevista)

"J Balvin es una línea roja para Mad Cool", dicen sus directores

Un diluvio, un plante histórico, un trágico accidente... El historial de Mad Cool es tan breve como convulso, pero ha convertido este festival en el de mayor asistencia diaria en España, en gran parte por una idiosincrasia musical "abierta, pero con límites", subrayan sus responsables ante la cuarta edición.,"Nos encaja tanto Prodigy como una banda de folk o de rock duro como Foo Fighters, pero J Balvin (cantante colombiano de reguetón) pasaría nuestras líne

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 12:04

Javier Herrero.

Un diluvio, un plante histórico, un trágico accidente... El historial de Mad Cool es tan breve como convulso, pero ha convertido este festival en el de mayor asistencia diaria en España, en gran parte por una idiosincrasia musical "abierta, pero con límites", subrayan sus responsables ante la cuarta edición.

"Nos encaja tanto Prodigy como una banda de folk o de rock duro como Foo Fighters, pero J Balvin (cantante colombiano de reguetón) pasaría nuestras líneas rojas", afirman a Efe los directores del evento, Javier Arnaiz y Farruco Castromán, en estos días en los que ultiman las sorpresas y novedades del próximo año.

Mad Cool regresará a Madrid del 11 al 13 de julio de 2019 con un cartel que, de momento, ya ha confirmado a The Smashing Pumpkins, The Cure, The National, Vampire Weekend, Bon Iver, Noel Gallagher y Vetusta Morla, entre muchos otros, y 75.000 personas de aforo máximo en lugar de las 80.000 de la edición previa.

PREGUNTA: ¿Hasta dónde va a crecer Mad Cool?

FARRUCO CASTROMÁN: Hasta donde la gente quiera que llegue. Nosotros somos ambiciosos, pero también humildes. Si ha crecido hasta este punto es porque Madrid necesitaba un evento así y nosotros se lo hemos ofrecido con un buen trabajo a pesar de todas las dificultades.

P: Otros fracasaron donde Mad Cool tuvo éxito, ¿por qué?

JAVIER ARNAIZ: Veníamos con mucha experiencia detrás, casi 50 festivales. Lo principal es que faltaba un espacio físico para ello, no sabemos si porque los políticos no habían confiado antes en esto, y nos pusimos a trabajar en ello. Además, somos muy críticos con nosotros mismos, incluso con cosas que la gente no ve.

FC: Queríamos un festival de gran formato, pero con la calidad de un festival de pequeño formato, de ahí por ejemplo los 120.000 metros de césped artificial, que se llevaron 1 millón de euros, lo que un cabeza de cartel de los del año pasado, o el muro de madera reciclada que levantamos en La Caja Mágica para que no se viera la M-40. Para nosotros todo forma parte de la experiencia.

P: El nuevo recinto, estrenado este año, acarreó sin embargo muchos problemas en los accesos el primer día...

FC: Hubo colas de dos horas que no puedo justificar por un problema con las redes. Estábamos allí y lo sufrimos los primeros. Al día siguiente di la cara en todos los informativos pidiendo disculpas y para asegurar que no volvería a pasar.

JA: Nos gastamos 300.000 euros en enviar las pulseras de acceso a domicilio, menos a los asistentes internacionales. El problema de las redes hizo que en la entrada se acumularan estos con quienes ya traían pulsera. Para que eso no suceda, este año se enviarán a todo el mundo, lo que ha supuesto 500.000 euros de gasto.

P: ¿Nos centramos mucho en los problemas del festival?

FC: Mad Cool ha roto muchos corsés de la ciudad. Gracias al festival ha salido una ordenanza municipal por la que todos los grandes eventos tienen que tener plan de movilidad aprobado por el Ayuntamiento y el Consorcio de Transportes. Esto no existía antes.

P: En la pasada edición también fue noticia la súbita cancelación de Massive Attack, con la carpa a reventar durante una hora de espera...

JA: Negociamos con ellos hasta que cancelaron. A los 4 minutos lanzamos el comunicado. Decían que les molestaba la música del escenario de Franz Ferdinand. Nadie más se quejó y tomaron la decisión unilateralmente, cuando tenían toda la planilla de horarios. Hemos pasado página con ellos y punto. No recuperamos nada del dinero que se les pagó.

P: ¿Cuál ha sido el momento más duro de estas tres ediciones?

FC: El fallecimiento de Pedro Aunión (el equilibrista cayó al vacío desde 30 metros en la segunda edición). Era un compañero y allí estábamos todos trabajando, pero hubo quien nos acusó de ser responsables. En ningún momento hubo un mínimo indicio de imprudencia o falta de seguridad por nuestra parte.

P: Green Day, la banda que actuó justo detrás, se quejó vía Twitter de que nadie los había avisado de lo sucedido.

JA: Con Green Day giraban 76 personas. Según acababa Pedro, salían al escenario ellos, a 7 metros de donde sucedió la tragedia. ¿Con eso ya he contestado, no?

P: Una última polémica. Recientemente se abrió expediente por la prohibición de dejar pasar comida y bebida. ¿Qué han de decir al respecto?

FC: Nosotros vendemos música, pero de igual forma también comida y bebida. Sin esa facturación no se podría tener ese cartel. Y como atención, el festival sí dispone fuentes gratuitas de agua.

P: Hablando del cartel, el año que viene coincidirán el mismo fin de semana Mad Cool, Bilbao BBK Live! y el recuperado Doctor Music Festival. ¿Hay público y artistas para todos?

FC: Bandas este año no hay, porque hay muchos festivales y pocas giras. Sí hay público para todos estos festivales. Lo fundamental es la experiencia, crear identidad, que dé igual quién toca, como pasa con los demás festivales grandes del mundo, porque lo importante es decir que estuviste allí. Ese es el objetivo de Mad Cool.

P: El año pasado se echó de menos algo más de paridad en cartel. ¿Es un objetivo deseable para Mad Cool?

JA: Lo trabajamos cada año. En nuestra oficina somos un 85 por ciento mujeres e intentamos siempre esto, pero es muy complicado. Primero, porque hay muchas menos mujeres en la música y luego hay que equilibrar esa paridad con vender tickets.

FA: Sí conseguimos que Javier Bardem y Luis Tosar hiciesen un vídeo para nosotros contra la violencia de género e instalamos un punto violeta que no registró ninguna incidencia. Conseguimos además que Eddie Vedder (Pearl Jam) parara su "show" para mandar este mensaje.

P: Otro que paró un concierto fue Josh Homme (Queens Of The Stone Age), molesto con zonas VIP medio vacías frente a los escenarios...

JA: Eso lo gestionamos mal y nos los hemos cargado este año. La gente no llegaba a tiempo de uno a otro. Nos reportó unas ventas muy grandes, pero hemos decidido suprimirlo para que no haya ese problema de nuevo.

P: Hay quien sugiere que estaréis detrás de Mad Cool hasta recibir una oferta lo suficientemente jugosa por la marca...

JA: La industria está sufriendo unos cambios bestiales. Hay muchos festivales que se han vendido. Yo mismo era socio de LastTour y vendí mi parte. No decimos ni que sí ni que no. Puede ser algún día, pero no está en nuestra mira.

P: Precisamente se dice que le tiene inquina a los festivales de LastTour (BBK Live y Azkena), de ahí la coincidencia de fechas...

JA: No les tengo inquina. Nuestra primera edición de Mad Cool estaba prevista para el fin de semana en el que estamos ahora, pero nos fuimos a junio, coincidiendo con el Azkena, por un cabeza de cartel que nos confirmaba en esas fechas. Esa banda después canceló toda su gira por los atentados de París. Mad Cool es otra historia distinta del Azkena. Estamos compitiendo más bien con los festivales europeos grandes. Luego nos fuimos a nuestra fecha natural, en julio, porque es cuando más bandas pasan por aquí.

Lo más