También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Nuevo plan para fomentar una alimentación más sana

Nuevo plan para fomentar una alimentación más sana
 

Fomentar una alimentación más sanatanto dentro como fuera de casa, es el objetivo del plan que hoy ha presentado el Ejecutivo tras alcanzar un acuerdo con 500 empresas, entre ellos los principales fabricantes, distribuidores y restauradores, para cambiar las fórmulas con las que elaboran 3.500 productos básicos habituales de nuestra lista de la compra que suponen casi el 45 por ciento de la energía total que consumimos.

El Plan de colaboración para la Mejora de la Composición de los Alimentos y Bebidas es según ha dicho la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat “un plan pionero para mejorar la composición de los alimentos, favorecer la salud de los españoles y prevenir las enfermedades crónicas” entre ellas la diabetes, enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Empieza a aplicarse desde este lunes y se pondrá en marcha de manera progresiva de aquí a 2020 para permitir que tanto empresas como consumidores se adapten a los nuevos productos que verán reducida su composición en azúcares, grasas saturadas y sal.

Así y, por ejemplo, la mayonesa tendrá un 18 por ciento menos de azúcares añadidos, los lácteos, embutidos, zumos, bebidas y cereales de desayuno infantil perderán el 10 por ciento y un 5 por ciento menos tendrán bollos y pasteles, galletas, helados infantiles y panes especiales envasados.

En cuanto a la sal, la reformulación supondrá eliminar un 16 por ciento de sal de los embutidos y salchichas, casi un 14 por ciento en las patatas fritas, un 10 por ciento en aperitivos y platos preparados y más del 6 por ciento en cremas de verdura.

Y finalmente las grasas se verán reducidas un 10 por ciento en los aperitivos salados y platos preparados y un 5 por ciento en galletas, bollos y pasteles y también en embutidos y salchichas.

Y es que aunque dirigido a la población en general tiene como objetivo fundamental a niños y jóvenes. Se trata según la Ministra Monserrat de “lograr que los productos que desayunan, comen y cenan nuestros hijos vean reducida su composición en azúcar, sal y grasas saturadas”.

Y para ello el Plan velará también por lo que comemos fuera de casa y cuenta con el respaldo del sector de la restauración que ofertará menús más saludables tanto en comedores y hospitales como en bares y restaurantes.

En estos locales por ejemplo, el contenido de azúcar de los sobres monodosis que se ofrecen junto al café se verá reducido a la mitad y un 33 por ciento menos de producto tendrán los sobrecitos de sal.

Además y en las máquinas expendedoras de aquí a 2020 solo habrá productos con las nuevas fórmulas más saludables y la mitad de su oferta serán alimentos equilibrados. Mientras las máquinas de café verán reducida al 15 por ciento la dosis máxima de azúcar añadido.

En general y dentro de los productos que compramos en supermercado, se modificará su composición sin que suponga añadir calorías y manteniendo la seguridad alimentaria, el sabor y la textura.

Todo para mejorar las cifras de obesidad y sobrepeso que siguen siendo altas en España. También lo es el consumo de sal por persona y día que dobla el recomendado por la Organización Mundial de la Salud mientras que más de la mitad de niños y adolescentes superan el consumo recomendado de azúcar a a diario. Y todo pese a ser España en palabras de la ministra “la huerta de Europa”.

Lo más visto