También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Jorge Pena: ‘Para cruzar a remo el Atlántico necesité comer 5.000 kilocalorías al día a base de liofilizados’

Ya es el primer español en culminar con éxito la Talisker Whisky Atlantic Challenge, considerada una de las pruebas más duras del mundo. 

 
  • COPE

Se llama Jorge, tiene 53 años y es arquitecto. Para pasar su tiempo libre podría haber elegido la elegancia del tenis, o la diversión del pádel, o el multitudinario fútbol, pero Jorge Pena eligió la vela y el remo. Se ha convertido en el primer español en culminar con éxito la Talisker Whisky Atlantic Challenge, considerada una de las pruebas más duras del mundo. 

El reto era cruzar el océano Atlántico, 5.550 kilómetros remando solo, con olas de hasta 6 metros y vientos de 70 kilómetros por hora en algunos momentos. Ha empleado 58 días, 18 horas y 49 minutos y ha perdido 13 kilos de peso.

‘La idea fue de mi amigo Jesús de la Torre y me eligió a mí para acompañarlo, pero al tercer día se puso muy mal, se dio un golpe en la cabeza y decidió llamar al equipo de rescate’, recuerda en ‘La Noche de COPE’.

Comenzó la aventura a mediados de diciembre ‘porque para el cruce del Atlántico es la mejor época. Primero porque se entablan los vientos elíseos que empujan hacía aquel lado y segundo porque cuando se llega allí, entre enero y febrero, ya ha pasado la época de huracanes en el Caribe que sería lo más peligroso. Se sale desde Canarias y se baja mucho de latitud por lo que básicamente se pasa calor aunque sea invierno, y no frío como se podría pensar’ relata el aventurero Jorge Pena.

La travesía la ha hecho en ‘un bote de remo oceánico, pensado para dos remeros, aunque al final solo fui yo. Se supone que si vuelca se pone de pie otra vez y tiene una cabina pequeña que se cierra herméticamente y que da para tumbarse y poco más’. Casi dos meses en el océano han dado para momentos buenos, viendo ballenas, delfines y pájaros, pero también para momentos de dificultad, y no solo hablamos de temporales. ‘Yo tuve que preparar mi plan dietético; tenía que comer 5.000 kilocalorías al día, a base de liofilizados y comida ‘wet’ (una comida húmeda), geles, barras energéticas y polvos isotónicos para el agua de mar desalinizada’ explica el remero en ‘La Noche de COPE’. ‘Cada cosa cotidiana a bordo era una ceremonia que llevaba su tiempo, por ejemplo hacer las necesidades en un cubo y una bolsa de fécula de patata y haciendo equilibrio…todo un número de circo’ bromea Jorge Pena.

‘La llegada después de 58 días es espectacular porque ya vas al límite de las fuerzas, sobre todo mentales. En los últimos días me avisaron de que llegaba otro temporal y me puse a remar día y noche como si no hubiera un mañana porque no quería que me cogiera otra vez olas de seis metros’ reconoce el aventurero.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado