También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'Herrera en COPE'

"El 'loco del chándal' me tenía inquina, no mató a mis hermanas porque Dios no quiso"

 
 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

La Guardia Civil ha detenido en Almadén de la Plata (Sevilla) a Manuel González González, el vecino de la localidad conocido como el "loco del chándal", tras intentar, presuntamente, matar a dos hermanas del exalcalde del municipio José Luis Vidal, de 63 y 67 años.

En 'Herrera en COPE', Vidal ha reconocido que “se temía esta situación” en cuanto se supo que González iba a regresar a Almadén. ”Todos los informes decían que iba a delinquir y por desgracia me ha tocado a mi y a mi familia”.

Asegura que el 'loco del chándal' le tenía “inquina” a raíz de las manifestaciones que se hicieron en el Ayuntamiento para pedir que no volviera al pueblo tras su excarcelación el 22 de noviembre de 2013, sin informes que acreditasen que se hubiese rehabilitado y en virtud de la "doctrina Parot".  No obstante, señala "vi que tenía que tratarlo como un vecino más, así que le ofrecí una ayuda que no admitió”.

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA | José Luis Vidal en 'Herrera en COPE'

Entonces, según relata ex alcalde de Almadén de la Plata, “me agrede, primero él y después sus dos hermanos, destruyen mi casa y me rompen los coche. Luego sigue contra mis hermanas. Aclara que los intentos de asesinato a sus hermanas resultaron fallidos porque tuvieron mucha suerte “la primera vez había llovido y el agua apagó el fuego de la casa y en la segunda aparecieron tres chicos que volvían de fiesta y que salvaron a mi hermana. Si hubieran tardado dos minutos más se hubieran asfixiado o quemado”.

Vidal ha querido agradecer la función de la Guardia Civil durante este proceso por hacer todo lo posible para que este agresor vuelva a ponerse en manos de la justicia. En concreto ha destacado la labor del sargento que ha estado “9 meses sin dormir para poder demostrar al juez que ha cometido dos asesinatos frustrados”.

El "loco del chándal" fue condenado a 169 años de prisión por atacar a 16 mujeres en Cataluña, una de las cuales murió.

Su "modus operandi" era siempre el mismo: vestido con un chándal atacaba a sus víctimas por la espalda con un arma blanca. En su día fue diagnosticado de parafilia sádica, que hace que disfrute viendo sufrir a las mujeres, aunque nunca se sometió a tratamiento.

Agredió a sus víctimas -algunas menores de edad- entre noviembre de 1991 y septiembre de 1993 y a todas las hirió con flechas o navajas, clavándoselas entre los glúteos, en los genitales, cuando caminaban por la acera o en las bocas del metro.
 

Lo más visto