También en directo
Ahora en vídeo

Eurovisión

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

España confía todas sus opciones en Eurovisión en la química desbordante de Amaia y Alfred

Importantes mejoras en la realización e iluminación para una actuación sobria y muy elegante. España actuará en el primer bloque de la final.

Amaia y Alfred, durante su segundo ensayo en Lisboa
 

La química desbordante de Amaia y Alfred sustentará la puesta en escena de España en Eurovisión. Con una escenografía íntima y sencilla, la suerte de nuestro país en el festival pasará por enamorar al público europeo con las miradas, sonrisas y gestos cómplices de ambos intérpretes. En el segundo ensayo celebrado este domingo en el Altice Arena de Lisboa, no ha habido apenas cambios significativos en la escenografía y sí destacadas mejoras en la realización y en la iluminación. TVE y Gestmusic siguen optando por una puesta en escena sobria y elegante, tal vez excesivamente plana, donde todo el protagonismo recae en la juvenil pareja. 

Ambos arrancarán el tema apenas separados por unos diez pasos. Una cámara desde el fondo del escenario mostrará a ambos envueltos en la oscuridad. En la primera estrofa, la cámara jugará entre ellos rodeándoles en una única secuencia, una idea inspirada en la escenografía que el dúo holandés The Common Linnets empleó en 2014. Al final del primer estribillo, ambos se encontrarán en el centro del escenario y se darán la mano. A partir de ahí, Amaia y Alfred, muy románticos en este ensayo, dedicarán el resto del tema a regalarse gestos cómplices. 

El momento álgido del tema ha cobrado mucha más fuerza en esta ocasión con una cortina de luz que iluminará el escenario y planos generales donde se va a pedir al público que participen en la actuación iluminando con sus teléfonos móviles. Otro elemento que aparecía apagado y ahora adquiere una nueva presencia son los arcos del escenario que, al iluminarse, se integran mejor en la realización. Por último, el "elegante efecto pirotécnico" en forma de dos estrellas fugaces que se prometió tras el primer ensayo parece haber quedado definitivamente descartado por un problema en su ejecución. 

Las mejoras han satisfecho a los representantes. "Yo me he emocionado tras este segundo ensayo y creo que aún se le pueden dar algunos matices", ha asegurado Alfred en la rueda de prensa posterior al ensayo.  "Nos hemos sentido mucho mejor. Ha sido muy natural", ha dicho el catalán. 

Otra de las grandes novedades del ensayo ha sido el vestuario. Amaia y Alfred han sorprendido con un cambio de vestuario con respecto al primer pase. En este caso, Amaia ha lucido un vestido largo negro a rombos con detalles dorados. Alfred, por su parte, mantiene el traje aunque en este caso ha optado por uno verde mar y sin incrustaciones en las mangas. Ambos, sin embargo, han asegurado que todavía no han decidido qué lucirán en la gran final del sábado 12 de mayo. 

Tras esta última toma de contacto, la pareja española volverá a pisar el escenario del Altice Arena este lunes durante la gala de jurado de la primera semifinal. Una parte de esa actuación, la primera con público, se podrá ver en la retransmisión de la eliminatoria del martes. El siguiente ensayo de Amaia y Alfred ya será el viernes para la gran final, a la que España accede directamente por ser miembro del "Big 5" junto a Francia, Italia, Reino Unido y Alemania. Portugal, como país anfitrión, también está ya clasificado. En esa gran cita, España actuará en el primer bloque según ha determinado el sorteo celebrado en la rueda de prensa posterior. Aunque tradicionalmente los países que actúan en la parte final obtienen mejor suerte, tres de los últimos cuatro ganadores del festival actuaron en el bloque en el que competirán en esta edición Amaia y Alfred. 

Lo más visto