También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
JOHN VERDON

Verdon advierte de cómo los medios de comunicación alimentan los prejuicios

Madrid, 8 jun (EFE).- El escritor norteamericano John Verdon ha vuelto a poner en acción al policía retirado David Gurney en la sexta novela de la saga que protagoniza, un personaje a través del cual el autor critica la creciente manipulación que practican algunos medios de comunicación y cómo alimentan los prejuicios.,"Se está agravando mucho el problema de la manipulación en los medios de comunicación", ha asegurado Verdon en una entrevista con Efe con motivo de la presentación de su última, "

  • Agencia EFE

El escritor norteamericano John Verdon ha vuelto a poner en acción al policía retirado David Gurney en la sexta novela de la saga que protagoniza, un personaje a través del cual el autor critica la creciente manipulación que practican algunos medios de comunicación y cómo alimentan los prejuicios.

"Se está agravando mucho el problema de la manipulación en los medios de comunicación", ha asegurado Verdon en una entrevista con Efe con motivo de la presentación de su última, "Arderás en la tormenta", de Roca Editorial, y su asistencia a la Feria del Libro de Madrid.

Los medios -dice Verdon- están influyendo en el comportamiento social porque están fragmentando la sociedad, ofreciendo contenidos que alimentan los prejuicios del grupo social al que dirigen su contenido", una estrategia que tiende a aislar a la gente de lo que realmente está pasando "o de, al menos, tener un mínimo de espíritu crítico a la hora de consumir el contenido de los medios de comunicación".

Así, ha explicado que una persona que recibe la información de una determinada cadena de televisión tiene una visión del mundo completamente diferente a la de otra persona que vive en el mismo país pero que ve otro canal con otro tipo de contenido, situación de la que sacan provecho los políticos y los medios de comunicación.

En su novela, Verdon habla de las revueltas que se viven en el barrio más degradado y con más densidad de población negra en el primer aniversario de la muerte de un activista de la UDN (Unión de Defensa Negra) en un control policial.

Estas protestas, a su vez, han provocado la reacción de los grupos políticos supremacistas blancos, que se reúnen en una fiesta que ofrece un potentado de ideología declaradamente racista y propietario de una cadena de televisión.

"El problema racial se ha agravado aunque siempre ha estado ahí. A lo mejor con la presidencia de Obama se creó la ilusión de que el conflicto racial iba a desaparecer y con la de Trump la gente pensó que el problema iba a resurgir. Ni una cosa ni otra, ni con Obama desapareció el racismo ni Trump vino con él, siempre ha estado ahí".

Un problema que en Estados Unidos tiene mas de 300 años de historia "y aunque ha habido momentos peores y otros no tan graves, siempre ha sido una herida latente que sigue siendo una fractura en la sociedad norteamericana, un problema muy difícil de resolver", recalca.

Por eso cree que la "falta social de empatía, el que la gente no se ponga en la piel del otro, puede que esté agravando más el problema y a ojos de la sociedad se perciba como algo más dramático", ha opinado Verdon.

Para el escritor, ante lo que es diferente, la gente tiende a desarrollar un mecanismo de odio antes que de empatía para favorecer el entendimiento.

Escenarios que refleja en sus libros pues, reconoce, "es muy difícil escribir una novela interesante cuando todo el mundo se lleva bien y son muy felices".

Y al igual que su protagonista se "libera" de su jubilación como policía y vuelve una y otra vez a investigar casos "no por dinero, prestigio o reconocimiento social, sino por un sentimiento de curiosidad y de desvelar algo que se ha escondido", Verdon asegura que el escribe con la misma intención y el lema 'Lo que importa es la verdad'".

Lo más visto