También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
LITERATURA INFANTIL

La literatura infantil, una herramienta para defenderse de los abusos

Madrid, 31 may (EFE).- El fracaso escolar, los peligros de las redes sociales o los abusos son asuntos que debe tratar la literatura infantil para dar herramientas que ayuden a los más pequeños a afrontar la realidad, según los ganadores de los premios Alandar y Ala Delta, que concede anualmente la editorial Edelvives.,El predominio "abrumador" del género narrativo en las obras presentadas a estos premios demuestran esta tendencia en la literatura infantil y juvenil, que opta por tratar cuestion

  • Agencia EFE

El fracaso escolar, los peligros de las redes sociales o los abusos son asuntos que debe tratar la literatura infantil para dar herramientas que ayuden a los más pequeños a afrontar la realidad, según los ganadores de los premios Alandar y Ala Delta, que concede anualmente la editorial Edelvives.

El predominio "abrumador" del género narrativo en las obras presentadas a estos premios demuestran esta tendencia en la literatura infantil y juvenil, que opta por tratar cuestiones "ligadas a la realidad y a su tiempos" como la violencia machista o la inmigración, ha apuntado hoy el coordinador editorial del Grupo Edelvives, Ignacio Chao.

Es el caso de Manuel J. Rodríguez, funcionario de la administración de Justicia de Málaga que se hizo el pasado enero con el XVIII Premio de Literatura Juvenil Alandar, dotado con 12.100 euros, por "El bloc de las edades", una obra "polifacética, llena de suspense, con tensión narrativa y de realidad social", en palabras de la jefa de Edición de Literatura de Edelvives, Violante Krahe.

Aunque el punto de fantasía lo pone un bloc de dibujo mágico que da a Laura, la adolescente protagonista, pistas sobre el futuro de ella y su grupo de amigas, la historia no elude la crisis económica que afecta a su familia, el paro o el alcoholismo, pero sobre todo es una llamada de atención a los lectores sobre la violencia machista.

Como padre, Rodríguez escribió esta novela preocupado por el aumento de la violencia machista en la adolescencia, como una herramienta "para que los jóvenes sepan identificar las actitudes nocivas y puedan combatirlas", ha expuesto hoy durante su presentación.

El XXIX Premio de Literatura Infantil Ala Delta y sus 12.100 euros fueron para el guipuzcoano Patxi Zubizarreta y su "¡Corre, Kuru, corre!", una obra en la que recurre a un hecho real, el viaje que una jirafa hizo en 1827 de Etiopía a París por encargo de un pachá egipcio que quería regalarla a los reyes de Francia, para hablar de la travesía de un joven inmigrantes subsahariano.

"Un buen cuento es el que tiene azúcar pero necesita sal porque si no se deja al niño en una burbuja en la que no va a tener ayuda para vivir la vida real", ha explicado hoy el autor, quien quiere transmitir no sólo la dureza de la inmigración, sino también las "grandes posibilidades" que abre en una sociedad dispuesta a integrar distintas culturas.

El escritor Javier Sobrino y la ilustradora Bruna Valls lograron en marzo con su proyecto "La colección del abuelo", que se publicará en septiembre, el VII Premio Internacional de Álbum Ilustrado, dotado con 9.000 euros, y hoy también han defendido que las obras para niños y adolescentes no pueden "meterles en una burbuja de vida perfecta y vacía de problemas".

Sin renunciar a la fantasía -ellos cuentan la historia de un abuelo y un nieto que son lobos humanizados, que huyen del bosque a la ciudad pero no pueden eludir su naturaleza animal- arguyen que este sector de la población lectora necesita "historias en las que se pueden identificar, con sus problemáticas, y la literatura infantil y juvenil o al menos una parte de ella debe abordarlas, porque lo otro sería engañarlos constantemente".

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado