También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Ciclismo | Mundial Ponferrada 2014

Valverde: "No subir al podio no sería un fracaso"

El murciano se encuentra"bien, con fuerzas y animado", pero considera que "es más fácil no subir al podio que conseguir medalla". Valverde cree que "la clave de la carrera estará en la última subida".
Valverde, Purito y Mínguez forman la columna vertebral de España...
Valverde, Purito y Mínguez forman la columna vertebral de España en el Mundial. Foto: RFEC

Alejandro Valverde, afronta este domingo en Ponferrada su décimo Mundial como jefe de filas del equipo español "tranquilo y con ganas", pero a pesar de tener pendiente el maillot arcoiris, avisa de que "no subir al podio nunca sería un fracaso". "Me encuentro bien, con fuerzas y animado. Espero tener un buen día, pero sé que voy a estar muy vigilado. Me preguntan si sería un fracaso no ganar, pero yo creo que no, eso nunca. Es más fácil no subir al podio que conseguir medalla", dijo Valverde. Con dos medallas de plata y tres de bronce, Valverde es el ciclista en activo con más podios mundialistas, pero no se atreve a adelantar un resultado en un Mundial muy abierto, con muchos candidatos y pendiente de la lluvia, aspecto que podría cambiar la prueba. "Es un Mundial y es difícil adelantar un pronóstico. La clave de la carrera está claro que la vamos a encontrar en la última subida. Allí si arrancas con un par de narices, como hizo el campeón sub'23 se puede llegar a meta", dijo Valverde minutos antes de realizar el último entrenamiento junto a sus compañeros del equipo nacional. El ciclista murciano sí aclaró que "sólo habrá un ataque" y se producirá en el lugar reseñado. "Atacar antes es tontería, eso lo sabemos todos", precisó. "La carrera será dura, eso seguro, pero no vamos a desvelar cómo vamos a correr. Lo que es seguro es que no va a haber sprint masivo. No es el circuito más duro que podemos encontrar, pero es un Mundial, son 260 kilómetros y 4.000 metros de desnivel acumulado. La carrera llegará rota y, eso sí, habrá que estar muy atentos al final. Me hubiera gustado un circuito con más dureza, pero es lo que hay", apuntó. Aunque es difícil precisar quienes van a ser los candidatos al título, Valverde habló de hombres rápidos y dotados para superar los repechos. "Degenkolb no es un sprinter puro, pero está entre los favoritos. También es un recorrido con un final bueno para los australianos Matthews y Gerrans. Ya veremos cómo estoy, pero espero estar en la pelea".Javier Mínguez, seleccionador nacional de fondo en carretera, espera "tranquilo, pero con gatos moviéndose por el estómago" la prueba reina del Mundial de Ponferrada de este domingo, donde Valverde será el líder del equipo nacional. El técnico vallisoletano tiene las ideas claras. A pesar de la polémica de Florencia con el desencuentro entre los lideres del equipo, "aquello ya pasó" y ahora en la capital del Bierzo indica que "no solo he hablado con Valverde y Purito, sino con todos". "Dicen que primero se ha ido Orenga en la selección de baloncesto y luego Moyá en la de tenis. El siguiente puedo ser yo, pero espero que con la misma indemnización", bromeó Mínguez. Mínguez, ya en serio, precisó que no hubo necesidad de reunirse de manera especial con los dos pesos pesados del equipo. "No he hablado sólo con Valverde y "Purito", he hablado con todos y está todo claro, cada uno sabe lo que tiene que hacer. No obstante luego está la carrera y la claridad la tenemos que tener ahí, en la ruta", señaló. Pensando en la carrera de 254 kilómetros, Mínguez se muestra convencido de que serán numerosos los rivales. "Tenemos gran cantidad de enemigos, y muy peligrosos. Ya sabemos que al recorrido le falta algo al final, más dureza, pero la carrera será dura, complicada, difícil de controlar, y si hay lluvia cambiará por completo, será otra carrera, de cara o cruz, y habrá que arriesgar, por la suerte o por la desgracia", precisó. Más que algún nombre concreto, "el principal enemigo será la carrera en sí". "Si hay una escapada y no metemos un corredor será un error, ya que habría que neutralizar y necesitaríamos tres hombres. La clave será tener corredores al final. Llegará uno solo. Al no haber un puerto será como una clásica", comentó. No obstante, advirtió que el Alto del Mirador, a 5 kilómetros de meta. "será clave, ya que si alguno llega con 10 segundos de ventaja a la cima puede ser suficiente para llegar a meta". Mínguez explicó el despliegue de hombres para afrontar los 254 kilómetros del recorrido. "Dani Navarro, Castroviejo, Erviti y Luis León Sánchez harán su trabajo al principio y Dani Moreno y Jesús Herrada para la fase final, donde deben aparecer para rematar Valverde y Purito", explicó. "Todo el equipo", dijo Mínguez, "está en una buenas condiciones, mejor que el del año pasado en Florencia". El técnico vallisoletano no se plantea su futuro más allá del Mundial de Ponferrada. "Cuando llegué al cargo hice un acuerdo verbal con el presidente, sin contrato. Cuando acabe este Mundial me voy a casa. Ahorra mismo no me planteo seguir o no".

Lo más visto