También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En La Noche

"Es una técnica obsoleta, y con componentes que rayan lo poco ético"

Intentamos comprender el estudio de los científicos de Oregón con Nicolás Jouve de Barreda, catedrático de Genética y doctor en Ciencias Biológicas.

Científicos de Oregón (EEUU) han logrado por primera vez reprogramar células de piel humana para convertirlas en células madre embrionarias. Intentamos comprender el estudio con Nicolás Jouve de Barreda, catedrático de Genética y doctor en Ciencias Biológicas. ESCUCHA AQUÍ LA ENTREVISTA

“Lo que se ha hecho ahora creando embriones humanos es lo mismo que dio a la famosa oveja Dolly, es decir, es el método de la transferencia nuclear, que consiste en tomar células adultas de una persona, en este caso, de un tejido somático, como por ejemplo células de la piel, y extraer el núcleo de esas células, que es donde está la información genética y trasladarlo al interior de un ovocito no fecundado”.

“Es exactamente clonación. La metodología conduce a la clonación, obtener un individuo indéntico a aquel del que se ha obtenido la célula donante la información genética. Se crearía embriones, y por lo tanto se estarían clonando seres idénticos a otros seres, aquellos de los que procede previamente la información genética”.

“Es una tecnología innecesaria, porque hay alternativas mucho más eficientes, por lo de lo que se trata una vez que se ha obtenido ese clon es no dejarlo que se desarrolle y llegue a término. Se trata de utilizar esos embriones como fuente de célula. A continuación habría que destruir esos embriones, extirparles la masa de células que está en el interior del embrión del que van a depender los tejidos para seguir su desarrollo, pero se trataría de obtener esas células para cultivarlas, hacer que proliferen y utilizarlas para hacer terapia celular. Es decir, regenerar un tejido que estuviera deteriorado en un paciente. Esto está pensado para que el paciente sea la propia persona de la que se ha extraído el núcleo, evitando de esa manera el rechazo inmunológico que puede ocurrir cuando no hay un perfil genético compatible”.

“Todo embrión es una vida humana, por lo tanto, lo que no tiene sentido es a continuación destruir esa vida humana, sea para aplicación que sea”.

“Es una técnica laboriosa, con muchos componentes que rallan en lo poco ético y luego encima no es necesaria, porque después de los logros de la reprogramación celular, que es una tecnología novedosa, de hace nada más que unos seis años se viene desarrollando y que se debe al último premio Nobel de Medicina, Yamanaka, que es mucho más efectiva y no necesitas extirpar células de embriones, si no que puedes tomar las células directamente de la piel y transformarlas con una modificación genética en células parecidas a las embrionarias con las mismas cualidades pero sin pasar por embriones, pues esta tecnología tan artificiosa se ha quedado un poco desfasada, porque lo que se está haciendo ahora mismo es vender una tecnología que no es nada nueva como si fuera una novedad. Es una terapia que ha salido exitosa por otras vías que no tienen ningún problema ético”.

Lo más visto