También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial COPE del Sábado 14 de Junio de 2014

Tragedia en Iraq

Iraq camina hacia la fragmentación. Dos años después de que los Estados Unidos hayan dejado el país, la situación ha empeorado radicalmente por los errores del gobierno de Maliki, el actual presidente.  Maliki, que pertenece a la mayoría chiíta, está gobernado sin tener en cuenta la mayoría suní. Los suníes no se sienten representados en las instituciones y coinciden en objetivos, que no en ideología, con los yihadistas. Eso explica que una ciudad como Mosul haya caído en manos de los islamistas violentos. Desde la intervención de Estados Unidos el yihadismo ha ido aumentado su fuerza en Iraq.  Ahora la rama iraquí de Al Qaeda le disputa el liderazgo a la cúpula egipcia de la organización terrorista y tiene vínculos con el yihadismo de Siria. Unos y otros pretenden establecer un emirato en la zona. Tampoco Maliki ha hecho una buena política para el tercer elemento con peso: los kurdos. Vuelven a su irredentismo de siempre y se han hecho con el control de importantes zonas petroleras. La tragedia de Iraq tiene un rostro: los cristianos caldeos y asirios golpeados, perseguidos y obligados al exilio. Es inevitable volver la vista atrás. La dictadura de Sadam Hussein no tenía justificación alguna. Pero hay que reconocer que el proyecto de construcción nacional impulsado por Occidente ha fracasado de modo radical. Ha fomentado de modo indirecto el aumento del terrorismo, no ha propiciado la creación de un Estado que integre las diversas identidades que tiene el país y ha tenido consecuencias nefastas para la minoría cristiana.   

Lo más visto